El hecho ocurrió en Reñaca, Chile, durante un after en la playa, en donde Agostina Asolino, de 18 años, comenzó a desangrarse tras pisar un vidrio y fue rápidamente socorrida por el grupo de deportistas.

El grupo de deportistas sanjuaninos socorrió rápidamente a la chica que tenía un profundo corte en la arteria femoral.

Ezequiel Bordón, de 21 años, fue quien se encargó de detener la hemorragia con un torniquete, mientras los demás despejaron a la multitud para que la joven pudiera ser trasladada al hospital de Viña del Mar.

Bordón fue secundado y ayudado por Rodrigo Mattar, Guillermo Palacios, Tomás Robedatti, Juan Blanco, Santiago Merino y Matías  Cokljar.

“Escuchamos gritos desesperados, después del ruido. Vimos a una chica en el piso desangrándose con signos desgarradores entre los vidrios rotos. Atiné a arrodillarme a su lado logrando hacerle un torniquete con mi remera y cortar la hemorragia”, relató conmovido el joven.

“La idea era llevarla a un hospital. ¡Dios nos iluminó! Justo en la puerta había una ambulancia presente por otro tema menor. En ese momento nos dimos cuenta la dimensión del caso. La ambulancia partió y nos abrazamos todos sin saber lo que pasaría con ella. ¡Nunca viví algo así! Fue muy fuerte, en tan poco tiempo".

Los deportistas, que se encontraban vacacionando en la ciudad costera, son parte del Universitario Rugby Club de San Juan.


Luego de la intervención de los chicos, el padre de la joven les envió un mensaje de agradecimiento a través de las redes sociales. El hombre aseguró que a su hija le quedaban apenas dos minutos de vida y que la intervención de los sanjuaninos fue clave.

“Hola Exequiel, soy Mario Asolino, el papá de Agostina, la chica que se accidentó en el after. Tengo entendido que fuiste vos el que la ayudó a bajarla. Si es así, no tengo palabras para agradecerte a vos y tus amigos. Quiero que sepas que con esa gran ayuda le salvaron la vida a mi hija. Uno o 2 minutos más que pasaran... ella se desangraba. Así que son nuestros HÉROES a partir de ese día. Somos de San Martín de Mendoza, cuando vayan alguna vez y necesiten, me avisas. ¡¡ETERNAMENTE GRACIAS!!", escribió el hombre como se lee en el posteo del Universitario Rugby Club de la vecina provincia.

“Los médicos me dijeron que sucedieron tres cosas para que mi hija estuviera viva: que estudia medicina, por lo que le pidió a un chico que le hiciera un torniquete con una remera, que justo había una ambulancia en el lugar que habían llamado para otra chica y que estaba en el hospital de guardia el cirujano vascular Carlo Zúñiga, quien la operó”, detalló conmovido a Los Andes el padre de la muchacha.