Algunos antropólogos sugieren que el vello púbico podría ser una especie de ornamento sexual, relacionado además con la transmisión de feromonas que favorecen a la exitación.

La doctora Claudia Andrea González, ginecóloga, obstetra y sexóloga clínica, asegura que la posibilidad de que este supuesto sea cierto "coincide con la presencia de glándulas apocrinas en la región del perineo (entre el ano y los genitales), que además crecen en tamaño y se activan durante la pubertad al mismo tiempo en que crece el vello púbico".

Este órgano segregador de sudor está relacionado con la secreción de feromonas sexuales en muchos mamíferos, que con frecuencia va acompañada del crecimiento de pelos que sirven literalmente para atrapar las sustancias químicas emitidas, favoreciendo así su detección por parte de otros individuos.

“Éstas no son percibidas por el olfato humano pero tienen un factor excitante”, detalla la doctora.

El vello púbico también tiene la capacidad de mantener el área genital caliente, otro factor importante en el líbido.

Entonces, ¿depilarse baja la capacidad de excitación?

Las páginas de salud y belleza femenina, e incluso las películas pornográficas, impulsan el negocio de la depilación genital alegando que se trata de una opción limpia y estéticamente más agradable. Pero algunas pensadoras feministas opinan que esta práctica es una imposición de las corrientes culturales predominantemente masculinas.

“Las personas depiladas por completo son más propensas a padecer infecciones como el molusco contagioso, el herpes genital y el HPV. No solo por la falta de vello sino también por el tipo de depilación, por ejemplo al rasurarse, pueden causar heridas y así exponerse a las infecciones de transmisión sexual”, asegura González.

El vello púbico reduce la fricción en el acto sexual y otras actividades que pueden causar roces en la zona genital.

Por esta razón y por su capacidad de mantener la humedad vaginal, se lo considera un "lubricante natural seco".

De todas formas, González destaca que "cada individuo puede optar por preservar o no el vello púbico y disfrutar de su sexualidad en ambas circunstancias. Hay que tener en cuenta que el cerebro es nuestro principal órgano sexual, dado que desde allí surgen nuestras fantasías”.

Ver más productos

Diego Armando Maradona y el último mundial

Diego Armando Maradona y el último mundial

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Un Atlas para fanáticos del fútbol

Un Atlas para fanáticos del fútbol

Ver más productos