Una vigilia de protesta que las organizaciones sociales planeaban realizar esta noche frente al Congreso Nacional para repudiar la reforma previsional quedó frustrada este miércoles luego de que fuerzas de seguridad impidieran el avance de los manifestantes, en una situación que incluyó forcejeos, empujones y golpes contra legisladores que se habían sumado a la marcha, según denunciaron diputados.



Los diputados nacionales Victoria Donda (Libres del Sur) y Leonardo Grosso (Movimiento Evita) denunciaron ante las cámaras de televisión haber sido agredidos por personal de Gendarmería Nacional que, junto a la Policía Federal, realizó un vallado humano y bloqueó la intención de las organizaciones sociales de instalar carpas en Plaza Congreso.
 


La diputada Victoria Donda de Libres del Sur aseguró que "esto fue orden de Patricia Bullrich. Queríamos hacer un abraz. simbólico. Quisimos hablar con el jefe del operativo y nos tiraron los perros encima y me pegaron patadas. Esto es responsabilidad de. Ministerio de Seguridad”.

Las columnas habían llegado hasta las inmediaciones del Parlamento luego de haber realizado un masivo acto de protesta en la 9 de Julio y Avenida de Mayo, en rechazo a la intención del oficialismo de aprobar mañana en la Cámara de Diputados la reforma previsional, en una sesión especial que arrancará a las 14.

Sin embargo, a pocos metros del edificio del Congreso, los manifestantes se encontraron con un sólido triple cordón de las fuerzas de seguridad que frenaron su avance.

Los legisladores nacionales Donda, Grosso y los kirchneristas Mayra Mendoza y Horacio Pietragalla intentaron interceder ante las fuerzas de seguridad pero, ante el riesgo de que se generaran incidentes más graves, los dirigentes de las organizaciones sociales llamaron a abandonar el lugar.

 

 . 
 

 .