Una buena noticia para todos los amantes de tomar una cerveza al salir del trabajo: un estudio de científicos de la American Society of Human Genetics, en Estados Unidos, comprobó que beber al salir de trabajar disminuye el envejecimiento.

La investigación determinó que la bebida a base de cebada es la mejor opción para reducir los signos de estrés, el principal causante de la vejez, a su vez que mejora la salud. Como se logró comprobar en estudios con algunas pruebas de ADN, se descubrió que las personas que tienen este hábito aparentan menos edad, y también tienen poco riesgo de padecer enfermedades renales.

Otro beneficio es contrarrestar los efectos de la fatiga emocional y física del día a día. El consumir bebidas alcohólicas en establecimientos públicos ayuda a liberar a las personas dentro de un nuevo entorno, y el poder desarrollar sus relaciones interpersonales.

Asimismo, los expertos sostuvieron que el exceso de bebidas alcohólicas es perjudicial para la salud, por lo que recomendaron tomar no más de dos pintas de cerveza.