En1967, una época en donde la mujer no era considerada capaz de correr 42 km, Kathrine Switzer, una estudiante de periodismo allanó el camino hacia la igualdad. La joven de 20 años se inscribió con sus iniciales, K. V. Switzer en la maratón de Boston, sin despertar sospechas en la organización. En aquel momento, la presencia de las mujeres en esas competencias no era ilegal, sino que alegal: no estaba ni prohibida ni permitida y en la inscripción, no se especificaba nada respecto del sexo del corredor. Así fue que le concedieron el dorsal 261: Kathry se puso su camiseta y sus pantalones largos en aquella fría y húmeda mañana del 21 de abril y salió a hacer historia.

En plena carrera, miembros de la organización intentaron sacarla de la pista al darse cuenta de que se trataba de una mujer. Su forcejeo para continuar corriendo es una de las imágenes más icónicas del deporte femenino. Finalmente, con la ayuda de otros corredores, su novio y amigos, logró cruzar la meta en 4 horas y 20 minutos.

No fue hasta 1972, cinco años después de la hazaña de esta valiente joven, que la Maratón de Boston aceptó oficialmente a mujeres en la competencia. 


Muchas cosas cambiaron desde que esta atleta tomó el coraje para marcar un nuevo rumbo en el deporte femenino. Y es que muchas mujeres, tanto argentinas como del resto del mundo, derribaron paredones impensables para la época y contribuyeron a naturalizar la presencia de la mujer en el deporte mundial.

En nuestro país, Marcela "La Tigresa" Acuña fue la precursora del boxeo femenino: en 2003 venció a la panameña Damaris Pinock Ortega y obtuvo el primer título mundial ganado por una boxeadora argentina en la categoría peso supergallo de la Asociación Internacional de Boxeo Femenino.

El próximo 25 de marzo se cumplen 18 años desde que el boxeo argentino femenino se encuentra reglamentado en el país y Acuña rememora a Crónica sus inicios en el deporte. "Desde el momento en que logré la reglementación hasta hoy han pasado muchísimas campeonas mundiales. Si lo comparamos con el tiempo de vida que tiene el boxeo masculino, puedo decir que estoy muy orgullosa con todo lo que se obtuvo".

Y agrega: "la sociedad de hoy está bastante adaptada, en un principio era difícil dar a entender  porqué amaba y quería implementar este deporte en el país. La sociedad lo fue aceptando desde el momento en que se dieron cuenta de que yo no dejaba de lado mi rol de mujer, de ama de casa, de madre. Pero todavía seguimos teniendo trabas con algunos medios de comunicación que no nos dan el espacio necesario para darnos a conocer".

Actualmente, cada vez son más las mujeres que practican boxeo en los gimnasios. Sin embargo, Marcela no olvida los tiempos en los que sufrió discriminación, a pesar de que hoy realmente es consciente de ello. "Pasé por muchas situaciones donde tuve que lidiar con el machismo pero trataba de pensar que no era discrminación, recién me di cuenta de que lo era cuando las mujeres empezaron a salir a luchar por sus derechos. El simple hecho de entrar a un gimnasio de boxeo y ser la única mujer entre tantos hombres: ellos con la mirada ya te estaban diciendo muchas cosas. No faltaban las frases como 'la mujer tiene que ir a lavar los platos'. Yo trataba de hacer oídos sordos y seguir para adelante, lo que más quería era lograr la reglamentación y sabía que con eso en mano iba a ser todo mucho más fácil", comenta la campeona argentina.

Un problema común en todos los deportes femeninos son los salarios bajos y la gran brecha salarial. "Dentro de la Federación nos han dado una gran mano en el acompañamiento, pero todavía no somos bien pagas. Hace 20 años que estoy en el boxeo, he ganado todos los títulos y sin embargo, no puedo vivir de esto. Siempre tengo que estar trabajando y haciendo otras cosas", asegura La Tigresa.

"Discriminada no, diferente sí"

María Julia Garisoain representó a la Argentina en remo en dos ocasiones en los Juegos Olímpicos. En 1990, se convirtió en la primera mujer en integrar un equipo de remo, el Buenos Aires Rowing y la primera en obtener un Olimpia de plata.
 

"Nunca me sentí discriminada, pero diferente sí. Muchas veces, en ese momento, me preguntaban si no me sentía 'discriminada' en un equipo de hombres: éramos 22 varones, 5 entrenadores y yo en el equipo panamericano de Cuba 91, y yo sorprendida contestaba que no, que al contrario me trataban muy bien", cuenta a Crónica la atleta.

La deportista decidió colgar los remos en el año 2003, luego de una exitosa carrera, pero sigue siendo una referente e ícono para las mujeres. De hecho, sigue trabajando para el crecimiento del deporte: es miembro de la Asosiacion Mundial de Olimpicos, del Comité Olímpico Argentino, directora ejecutiva de la Comisión de Atletas y presidente de la Federación Metropolitana de Remo.

"Después de haber pasado 15 años integrando la selección Nacional y 15 años más trabajando e integrando la dirigencia del deporte Alto Rendimiento, formando equipos exitosos, con hombres 'diferentes' donde recurrentemente sale el tema de la discriminacion de la mujer atleta, entrenadora o dirigente, comparto con ellos mi historia de la que tomé conciencia hace muy poco", indica María Julia.

Y rememora: "En el Panamericano de 1995, un tipo diferente, constructor de botes 'Cucchietti' hace el primer bote para una mujer de 59 kg. Así fue que me dió una sorpresa... ¡Me lo regaló! Ganamos la primera medalla de oro panamericano, de varias, para el remo femenino argentino".
 

"Atleta olímpica en remo ayudando a construir atletas argentinos", describe en su biografía de la red social Twitter. Y es que Julia sigue comprometida con el deporte que formó parte de toda su vida. "Soy madre, mujer y esposa , además profesional y estoy empezando a entender que si bien no percibí las barreras durante mi carrera deportiva y seguí adelante, las barreras siguen estando. Los espacios para mujeres deportistas, entrenadoras y dirigentes mujeres no son iguales", asegura Garisoain.

Un asunto pendiente

Hasta el día de hoy, el Fútbol Femenino, sigue siendo amateur en Argentina. Esto quiere decir que incluso las futbolistas más reconocidas que juegan en nuestro país, deben trabajar de otra cosa paralelamente para poder mantenerse económicamente. El debate sobre la profesionalización ya está instalado y hubo mucho apoyo por parte de jugadores y periodistas.



Entre el 7 de junio y el 7 de julio, luego de 12 años, el Seleccionado Argentino de Fútbol Femenino participará del mundial de Francia. El equipo, que tiene a la cabeza a Carlos Borello, forma parte del grupo D junto a Inglaterra, Escocia y Japón. 

������✊ @afaseleccion

Una publicación compartida de Aldi Cometti (@aldicometti) el



Aldana Cometti es defensora del seleccionado, salió campeona de la liga Colombiana con el Atlético Hulia, campeona de la Copa Libertadores Femenina y forma parte del Sevilla en España

Desde Australia, Aldana cuenta a Crónica su visión sobre el desarrollo de este deporte en nuestro país: "La gran diferencia que encuentro jugando en otro país, es que en Argentina falta profesionalizarse.Todo empieza por uno y nosotras mismas debemos ser profesionales aunque seamos amateurs para lograr ese gran cambio que todas queremos" .Y agrega: "La mujer se va acercando a la igualdad por la que tanto luchamos. Lo que más queremos es derribar esas barreras que es lo que nos va a hacer mejor como persona, sociedad y país. Cada lucha es por un bien común, lograr la equidad entre partes. A medida que pasan los años, vamos notando que tomamos más poder, exigiendo más cosas y que se nos está dando. Es un proceso y hay que ir paso a paso".


 

"Ojalá todas pudiéramos jugar en Argentina"

Yamila Nizetich, o mejor conocida como "Yas nizetich", es jugadora capitana de la Selección Nacional Argentina de voleibol, "Las Panteras". Se inició participando en torneos oficiales desde los 12 años ganando importantes torneos nacionales e internacionales y es considerada una de las mejores jugadoras de nuestro país. Actualmente forma parte del Novara de la Liga italiana (la de mayor jerarquía a nivel clubes), pero hay algo que sigue intacto, su acento cordobés. 


Yas se vio obligada a migrar a otro país para poder dedicarse de lleno a su profesión, el voley y sueña con que un día todas las mujeres puedan desarrollarse profesionalmente en su país. "En Argentina si una jugadora quiere vivir del voley no puede, tenés que irte afuera para ser profesional. Es totalmente distinta a la liga masculina, la femenina es mala, corta y no tiene difusión. Estaría bueno que sea más larga y con sponsors. Ojalá todas pudieramos jugar en Argentina", comenta la cordobesa a Crónica

Y agrega: "La brecha se va acortando a medida que pasan los años, la clasificación con los Juegos Olímpicos cortó recorrido. Pero acá primero necesitás resultados para después tener apoyo y debería ser al revés".

Si bien existen mujeres comprometidas y que ocupan cargos directivos o dirigenciales en el deporte, son pocas.  "No hay mujeres en las dirigencias porque no hay voluntad, si queremos cambios hay que involucrarse. Es una materia pendiente que tenemos para poder dar una mano desde adentro. Las hay, pero creo que debería haber más. Eso depende de cada una y de poder ayudar al cambio", asegura Yas. 
 

Por un Patín Arístico Olímpico
 

Anabella Mendoza pertenece al Seleccionado de Patín Artístico y todos los años representa a la Argentina con sus ocho ruedas en inmensas pistas por todo el mundo. Empezó a las 4 años en en un club cerca de su casa en Lanús, comenzó a competir a los 6 y al poco tiempo se federó. Su gran salto fue cuando comenzó a tomar clases en el Club San Lorenzo de Almagro. Hoy es tricampeona mundial y sueña con que un día este deporte, donde la mayoría que lo practica son mujeres, sea considerado olímpico. 

"Es una gran lástima que no sea considerado olímpico, es un deporte hermoso donde se conjuga el baile, el deporte y es una fusión muy linda y atractiva para ver", comenta la atleta. 


Si bien la presencia de las mujeres es muy fuerte en cuanto a la práctica, en los cargos más altos prevalecen los hombres. "Mi deporte en su mayoría lo practican mujeres, pero la parte dirigencial está conducida por hombres. Es bastante desigual al momento de pensarlo. Se supone que en general los dirigentes son ex deportistas o padres de deportistas y en este caso la mayoria que lo conduce son hombres. Cuesta en ciertos lugares ganarse un espacio. Igual, no es habitual que haya problemas con las mujeres", asegura Mendoza. 

Si bien cada vez más son los niños que se animan a sumarse a esta práctica, la mirada de la sociedad sigue juzgando y diferenciando "deporte de nena y de nene". "El Patín Artístico es súper inclusivo, no sólo entre genéros sino que también con chicos con capacidades diferentes. Es un deporte integrador que trata de tener un abanico de posibilidades para que todo el mundo lo pueda practicar. Tal vez no está dentro del deporte el problema sino culturalmente, hay mucha discriminación, no dentro del patín, sino en el contexto que se practica. A veces es los varones no se atreven a practicarlo por lo que le dirán fuera del ambiente", lamenta la patinadora. 

Aunque Anabella estuvo toda su vida rodeada y acompañada de muchas compañeras, no dejó de vivir situaciones de machismo en su vida cotidiana. "Tuve momentos no muy agradables de machismo, que tenían que ver con la relación de poderes, siempre se pueden encontrar estas situaciones. Gracias a Dios tengo una familia que estuvo al lado mío y me enseñó que a esas cosas hay que evitarlas y frenarlas, pero no todo el mundo cuenta con esta educación para entender hasta qué punto está bien y hasta qué punto estan mal estos escenarios", finaliza. 

 

Ver más productos

La Iglesia recuerda a San Juan Ogilvie

La Iglesia recuerda a San Juan Ogilvie

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

El Presidente llamó a jefes provinciales y dirigentes, ¿para qué? (Archivo).

El misterioso llamado de Macri a los gobernadores previo al debate

El Papa no soporta hechos de corrupción.

Aumentan las operaciones contra Francisco

Ver más productos