Por Matías Resano 
mresano@cronica.com.ar 

En medio de ratas y con el peligro permanente para su salud viven las familias de un edificio situado en el barrio porteño de Almagro. El complejo de viviendas se ha convertido en un basurero como desencadenante del accionar de un vecino que recolecta basura en su propio departamento, generando un foco de contaminación y de ratas que atenta contra la calidad de vida del resto de los vecinos.

Estos imploran ayuda e intervención a las autoridades pertinentes, dado que en las últimas horas se han salvado milagrosamente de sufrir un incendio, desatado por el mismo acopiador de residuos. Desde hace casi una década que los habitantes del edificio, situado en Acuña de Figueroa y Sarmiento, padecen el calvario que implica respirar constantemente olores nauseabundos y tóxicos, así como, al mismo, tiempo estar a merced de los roedores.

Los damnificados señalan como el causante de semejante infierno a un hombre, de unos 50 años, que reside en un inmueble del primer piso. Al respecto, Valeria, cuyo departamento se halla en el segundo piso, detalló a Crónica que "es una persona que no está en sus cabales: entra siempre con bolsas de basura, e incluso lo hemos visto comer de los desechos que hay en los canastos de la calle".

El mencionado hombre, según cuentan los denunciantes, vivía con su madre, quien murió hace más de cinco años, y a partir de entonces se profundizó el afán basurero de su hijo. Ante tan extrema situación, el resto de los residentes del complejo de propiedad horizontal decidieron acudir al Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires, con el fin de radicar la denuncia correspondiente.

Sin embargo, el acusado continúa acopiando basura, agudizando la contaminación del ambiente e incluso poniendo en riesgo no sólo su vida sino las de sus vecinos. El último jueves, los vecinos comenzaron a advertir un humo, cuyo color se tornaba cada vez más oscuro con el pasar de los minutos y un olor a quemado que los puso en alerta.

Cuando algunos de ellos tomaron cuenta de que todo ello provenía del primer piso, dieron aviso a las autoridades policiales y a los bomberos, quienes finalmente irrumpieron a tiempo para dejar sin efecto un principio de incendio. En referencia a tan dramático suceso, Valeria relató: "este tipo estaba quemando papeles. Nos explicó que era para ahuyentar a las ratas, pero pudimos haber terminado todos bajo fuego. La policía le dijo que en la próxima oportunidad se lo lleva preso".

Pero el drama de quienes se alojan en dicho edificio continúa. La mencionada mujer reveló que "mi hermana ayer -el domingo- hizo vigilia porque no se podía dormir producto del ruido de las ratas. Yo tuve que cortar los cables para que no entren a mi casa. Hay más de diez en todo el lugar".

Ver más productos

Aprender a criar a nuestros hijos

Aprender a criar a nuestros hijos

Opciones para los chicos en vacaciones

Opciones para los chicos en vacaciones

Astrología para este 2021

Astrología para este 2021

A 50 años del secuestro de Aramburu

A 50 años del secuestro de Aramburu

Tendencias que te cambian la vida

Tendencias que te cambian la vida

La victoria de River Plate

La victoria de River Plate

Una historia secreta sobre Boca Juniors

Una historia secreta sobre Boca Juniors

La herencia del amor a un club

La herencia del amor a un club

Los libros más buscados en 2020

Los libros más buscados en 2020

Las tendencias que profundizó el COVID

Las tendencias que profundizó el COVID

Ver más productos