Después de una jornada calurosa con una máxima de 31 grados, una fuerte tormenta se desplegó sobre el cielo marplatense. Las playas quedaron vacías de turistas y generaron anegamientos, caída de árboles y voladura de techos.

"No hubo evacuados, pero recomendamos a los turistas y vecinos circular por zonas seguras", dijo Rodrigo Goncálvez, titular de Defensa Civil municipal.

El funcionario adelantó que las condiciones climáticas "irán mejorando paulatinamente a partir de esta noche o la madrugada del miércoles".

"Media hora antes del inicio de la tormenta en Mar del Plata, se había registrado caída de granizo en la zona de Miramar y Chapadmalal", agregó.