Un empleado del Hipódromo de La Plata murió este miércoles por la mañana al ser embestido por una yegua a la que intentaba controlar. El accidente, que todavía es materia de investigación, conmocionó a todo el personal.

La víctima fue Walberto "Goyo" Vera, quien de acuerdo a los testimonios citados por el portal platense 0221 habría tratado de atar una yegua que corría sola cuando fue embestido a toda velocidad por el equino. Producto del fuerte impacto, cayó gravemente herido al suelo, por lo que tuvo que resistir asistencia de forma inmediata. Pese a los esfuerzos de los auxiliares, las lesiones sufridas le provocaron la muerte.

 

El comunicado oficial del Hipódromo (Twitter)

 

Goyo, como lo conocían en el ambiente, estaba por cumplir 60 años y tenía una esposa y un hijo. Según un posteo en Facebook del grupo Autoconvocados del Turf, Vera trabajaba como palafrenero: su labor era posicionarse con un caballo en ciertos puntos de la pista y "atajar" los ejemplares que se disparan.

 

 

"Había sido jockey, era un gran compañero, solidario, siempre a disposición y con una sonrisa. De familia trabajadora y humilde", lo recordó esa agrupación.

Los empleados del Hipódromo dejaron trascender sus críticas por la falta de equipamiento de seguridad y primeros auxilios que podrían haber servido para una atención más eficaz de Vera.

 

 

 

"Habrá que investigar cómo ocurrió y que la falta de mantenimiento del equipamiento no guarde relación con esto. Lamentablemente las autoridades ni cerraron la cancha como un gesto de respeto, mínimo hacia el compañero fallecido", denunciaron los Autoconvocados.

 

Ver comentarios