Este evento pudo marcar un antes y un después en la historia de la humanidad. El 30 de junio de 1908 un meteorito hizo arder los cielos e impactó cerca del río Podkamennaya Tunguska en la remota Siberia.

Este increíble evento ocurrió un 30 de junio de 1908. Eran las 7 de la mañana de aquella jornada cuando un gigantesco asteroide cayó en territorio ruso. El meteorito “prendió fuego el cielo”, según detallaron los científicos.

Una de las primeras imagenes que pudieron captar de la zona de "impacto".

Debido a este suceso, la ONU estableció en el año 2016 que cada 30 de junio sea considerado como el Día de los Asteroides, una fecha que recuerda el aniversario de la explosión de Tunguska, y tiene como objetivo sensibilizar a la población mundial sobre los riesgos de la colisión de estos objetos espaciales.

La explosión de Tunguska fue tan fuerte que fueron derribados 80 millones de árboles que estaban de costado, y terminaron formando un patrón radial. Además se formaron densas nubes en la región a grandes altitudes que reflejaban la luz solar desde más allá del horizonte.

“Impacto” del meteorito

Según los especialistas, el asteroide tenía un tamaño estimado de 36 metros y viajaba a una velocidad de aproximadamente 54 mil km por hora. En su rápida caída, la roca espacial calentó el aire que la rodeaba a más de 24 mil grados centígrados.

Pero la explosión de Tunguska aún es un misterio para los científicos. Es que no dejó ningún cráter. Si, no hay pruebas de que la caída del meteorito provocara un cráter. A pesar de la ausencia del mismo, los científicos lo categorizaron como un "evento de impacto".

Actualmente los especialistas creen que el gigantesco objeto espacial entró, pero nunca llegó a golpear la Tierra, sino que previo a ello explotó en la atmósfera terrestre, provocando lo que se conoce como una “explosión de aire”.

Si desea iniciar una conversación con alguien en el negocio de los asteroides, todo lo que tiene que decir es Tunguska”, dice Don Yeoman, gerente de la Oficina de Objetos Cercanos a la Tierra en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA.

Y agregó: “Es la única entrada de un gran meteorito que tenemos en la era moderna con relatos de primera mano”, especificó Yeoman.

La explosión además provocó una poderosa onda expasiva de choque que rompió ventanas a cientos de kilómetros de distancia e incluso derribó a la gente. A pesar de ello, pasaron décadas antes de que alguien pudiera explicar el evento.

Los cielos nocturnos brillaban y llegaron informes de que las personas que vivían hasta Asia podían leer periódicos al aire libre hasta la medianoche”, cita un artículo de la NASA.

Para tomar noción del gran misterio que generó en el siglo pasado es que Incluso la primera misión en la zona cero “de impacto” del asteroide recién se llevó a cabo una década después del evento.

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para los fans de Star Wars en su día

Para los fans de Star Wars en su día

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Ver más productos