Las escuelas públicas de la zona de Denver, capital de Colorado, suspendieron las clases mientras la policía estadounidense busca a una adolescente de Florida que voló a esa ciudad y compró un rifle luego de "obsesionarse" con el tiroteo ocurrido hace 20 años en la Escuela Secundaria de Columbine.

El FBI dijo que se considera que la mujer, a la que identificó como Sol Pais, de 18 años, es "extremadamente peligrosa" y "formuló amenazas de cometer un acto de violencia en el área metropolitana de Denver" justo días antes de que se cumpla el vigésimo aniversario del ataque, que dejó 15 muertos y conmocionó al país.

Todas las escuelas de Denver y sus alrededores fueron notificadas de la necesidad de reforzar las medidas de seguridad porque la amenaza es "general y creíble", dijo Patricia Billinger, vocera del Departamento de Seguridad Pública de Colorado, el estado occidental donde queda Denver.

Columbine y más de 20 escuelas de las afueras de Denver cerraron el martes sus puertas durante tres horas, mientras se dictaban clases, luego de que la policía dijera que investigaba una amenaza "creíble" y antes de que se anunciara que este miércoles no abrirían.

La oficina de la policía del condado donde queda Denver y el FBI dijeron que Pais viajó a Colorado desde Miami el lunes a la noche y compró un rifle y municiones.

Las escuelas públicas de Denver anunciaron que sus instalaciones estarán cerradas este miércoles y que no realizarán ninguna actividad. 

El diario The Denver Post dijo que llamó por teléfono a la casa de los padres de Pais en la localidad de Surfside, Florida, y que la conversación fue interrumpida por un hombre que se presentó como agente del FBI y dijo que se estaba entrevistando con ellos. 

La policía de Surfside dijo que sus padres la vieron por última vez el domingo y que el lunes denunciaron su desaparición.

Coyuntura

Este caso ocurre a pocos días de que se cumpla el 20 aniversario del tiroteo de Columbine, el 20 de abril de 1999. En Columbine, los estudiantes Eric Harris y Dylan Klebold asesinaron a 12 de sus compañeros y a un profesor antes de suicidarse.

"Esto abre una herida, en especial en una semana de aniversario para esas familias más profundamente impactadas" por el tiroteo, dijo en la rueda de prensa el sheriff del condado de Jefferson, Jeff Shrader.

El jefe policial reconoció que las de Pais no son las primeras amenazas vinculadas a Columbine desde que ocurrió el suceso.