Irlanda del Norte continúa sufriendo las consecuencias económicas y sociales del Brexit y los manifestantes decidieron tomar las calles para pedir una solución. Este martes tuvo lugar la octava noche consecutiva de disturbios con distintos niveles de agresiones.

Es mayormente en la zona probritánica de Tiger´s Bay en donde los motores alcanzan una intensidad mayor, aunque también se han registrado incidentes esporádicos en el área de New Lodge, ambas localidades están al norte de la capital norirlandesa, Belfast. Esta vez, los manifestantes no solo lanzaron cócteles molotov, ladrillos, piedras y fuegos artificiales sino que además arrojaron un auto en llamas contra los efectivos de la policía autónoma de Irlanda del Norte (PSNI).

El superintendente de la policía, Muir Clarke , pidió a través de las redes sociales que se mantiene la " calma " en la zona y reclamó que " cualquiera que tenga influencia sobre las comunidades la use para asegurar de que los jóvenes no caigan en la criminalidad y se mantengan sanos y salvos ".

El primer ministro británico, Boris Johnson , aseguró el pasado sábado que está dispuesto a suspender el acuerdo de Brexit en Irlanda del Norte , pese a los llamados de los europeos a cumplirlo. " Si se sigue aplicando de esta manera el protocolo, no dudaremos en invocar el artículo 16 que permite suspender disposiciones ", dijo Johnson a la prensa.

Cuál es el conflicto

Las protestas de los últimos meses han sido protagonizadas principalmente por grupos de unionistas leales a la corona británica, que rechazan los controles aduaneros impuestos entre Irlanda del Norte y Gran Bretaña como consecuencia del acuerdo del Brexit .

Los enfrentamientos en la zona no son algo nuevo, de hecho durante treinta años perdieron la vida alrededor de 3.500 personas en las peleas entre republicanos católicos y unionistas.

Fue recién en 1998 que se firmó un tratado de paz y se difuminó la frontera entre la provincia británica y la vecina República de Irlanda (miembro de la Unión Europea). Pero, tras la rúbrica del Brexit (salida de Gran Bretaña de la UE), este delicado equilibrio quedó socavado ya que se introdujeron controles aduaneros entre el Reino Unido y la Unión Europea

Finalmente, Londres y Bruselas llegaron a una " solución " que fue el "protocolo de Irlanda del Norte ". En este acuerdo, se evita una frontera física en la isla de Irlanda trasladando dichos controles a los puertos norirlandeses.

Este es el pedido que realizó la Unión Europea ante el conflicto en Irlanda del Norte

Ver más productos

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Ver más productos