La principal organización judía de Alemania convocó actos en todo el país en rechazo a los recientes ataques antisemitas en Berlín, al mismo tiempo que llamó a la ciudadanía a usar todo el día una kipá en señal de solidaridad con las víctimas de la violencia. 

Desde hace semanas, estos ataques antisemitas se encuentran en el centro del debate político en Alemania, luego de que una niña fuera atacada en el colegio por ser judía en Berlín y además un israelí y un alemán fueran agredidos por llevar puesta una kipá. 

"Juntos queremos enviar un mensaje contundente contra la falta de tolerancia y el antisemitismo y movilizar a un amplio espectro de la sociedad”, explicó la iniciativa impulsada por el Consejo Central de los Judíos en Alemania, a la que se han adherido, entre otros, representantes políticos y miembros de la Iglesia Evangélica, indicó la agencia de noticias DPA. 

En 2017 se reportaron 950 casos de ataques antisemitas en Berlín. El más reciente ocurrió la semana pasada cuando un alemán y un israelí de 21 y 24 años, respectivamente, caminaban por la calle con kipá y tres hombres empezaron a insultarlos. 

"Se nos advirtió que no debíamos llevar kipá en público, pero yo quería probar que eso no era un problema", dijo uno de los agredidos. “Se pusieron furiosos y corrieron hacia mí", contó el israelí. 

Luego, uno de los hombres lo golpeó con el cinturón hasta que se interpuso una transeúnte para evitar más golpes. 

Finalmente, el agresor, identificado como Knaan S., un refugiado sirio de 19 años que vive en Berlín, se entregó. 

"Tras el reciente ataque a un israelí que llevaba una kipá, los berlineses nos han hecho llegar múltiples muestras de solidaridad. Entre ellos, ciudadanos que propusieron llevar una kipá”, dijo el presidente de la Comunidad Judía de Berlín, Gideon Joffe, en declaraciones al diario Tagesspiegel. 

"No se trata sólo de antisemitismo, también se trata de racismo y de xenofobia. Se necesita poner una clara señal de freno”, insistió Josef Schuster, presidente del Consejo Central de los Judíos en Alemania, en declaraciones a la radio de Berlín-Brandeburgo (RBB). 

En la manifestación convocada para mañana en la capital alemana está previsto que hablen diversos actores de la vida pública como el alcalde de Berlín, el socialdemócrata Michael Müller

Además, otras ciudades del país, como Colonia, Potsdam o Erfurt, también se sumarán mañana a la iniciativa que anima a los ciudadanos a ponerse una kipá.

El tema promete seguir en el centro del debate alemán por un tiempo ya que remueven el pasado nazi del país y despiertan debates incómodos para todos, inclusive el gobierno. 

La canciller alemana, Angela Merkel, repudió el último ataque antisemita y lo calificó como un “incidente horrible”, antes de destacar que en el país existen tendencias antisemitas “tanto en ciudadanos alemanes como en descendientes de árabes”

"Hay que ganar la lucha contra los desmanes antisemitas”, urgió la dirigente.