La tragedia por el derrumbe del edificio Champlain Towers South, situado en Surfside, en el límite con Miami Beach, no tiene fin. Mientras el equipo de bomberos continúa con las tareas de búsqueda y rescate de cientos de desaparecidos entre los escombros, una trágica noticia que se difundió en las últimas horas conmocionó al mundo entero.

Al conteo de muertes por el edificio que se vino abajo en extrañas circunstancias que siguen en investigación, se han sumado la de varios niños. Entre ellos, una pequeña de 7 años, cuya madre es oriunda de Argentina, fue encontrada recientemente por su padre, uno de los bomberos, que la retiró de entre los restos de materiales destruidos.

Graciela Cattarossi, la argentina desaparecida, junto a su pequeña hija, Stella, quien fue encontrada entre los escombros del complejo de Surfside.

Se trata de Stella Cattarossi, la hija de Graciela Cattarossi y Enrique Arango, quien trabaja desde hace 10 años en el equipo de bomberos de Miami. La familia de la pequeña vivía en el departamento 501 del complejo. Su madre, una fotógrafa profesional que había trabajado para importantes medios gráficos estadounidenses como lo son el New York Times o el Wall Street Journal Magazine, continúa desaparecida.

Tampoco se sabe sobre el paradero de los padres de la mujer, Graciela Ponce de León (de nacionalidad uruguaya), y Gino Cattarossi, y de su hermana, Andrea Cattarossi, estos últimos también argentinos.

Arango no había sido convocado para las tareas de rescate, y sin embargo, al enterarse del colapso ocurrido el pasado 24 de junio en dicha localidad donde vivía su familia, se acercó a la “zona cero” para ofrecer un refuerzo en la búsqueda. Fue entonces cuando encontró entre los escombros el cadáver de su hijita, a la cual levantó con sus propios brazos.

El hallazgo fue confirmado por la propia alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, quien en línea con otros funcionarios que trabajan en la zona del derrumbe, acordaron no dar información precisa ni detalles sobre la muerte de la niña, por respeto y privacidad del bombero al servicio de la ciudad.

“Trágicamente uno de los dos cuerpos era el de la hija de 7 años de uno de nuestros bomberos de Miami. Ellos están pagando un costo humano enorme todos los días, y les pido que por favor los mantengan a todos en sus pensamientos y oraciones. Realmente representan lo mejor para todos nosotros y tenemos que estar ahí para ellos, como ellos están aquí para nosotros”, expresó la mandataria, según el diario Infobae.

La hija del bombero, el día de su séptimo cumpleaños. Fuente: (Infobae)

La niña se encontraba entre las 22 víctimas mortales halladas luego del derrumbe, mientras 126 personas permanecían "en paradero desconocido", según la alcaldesa. Había otras dos pequeñas entre los muertos: las hermanas Guara y Emma, de 4 años cada una, y Lucía, de 11; mientras que sus padres, Anaely Rodríguez, de 42 años, y Marcus Joseph Guara, de 52, también murieron.

Una de las integrantes del equipo de búsqueda y rescate de Miami-Dade, Margarita Castro, relató al noticiero de Telemundo sobre el penoso momento en el que su colega, Enrique Arango, encontró a su hija: “Le puedo decir que fue él quien la bajó desde los escombros”, rememoró.

La bombera explicó que acompañaron como pudieron al rescatista afectado en el difícil momento, y describió: “Es una niña de 7 años. Todos, el equipo de él y el equipo nuestro, estuvimos cuando bajó a su hija”.

El bombero estadounidense, que ya no convivía con la familia de su hija en ese edificio, no había pegado un ojo desde que el condominio al sur de Florida se vino abajo, según precisó el Miami Herald. De manera incesante, rebuscó entre los restos materiales a los cientos de desaparecidos, entre los que se encontraban sus seres queridos.

El homenaje a la Stella en una de las vallas que fueron instaladas en torno al edificio de Miami. Fuente: (AP)

“Pudimos traerla y luego al menos darle la oportunidad de despedirse”, dijo a la cadena WPLG el capitán de los bomberos de Miami, Ignatius Carroll, que fue testigo del momento en el que Arango saca en brazos a su difunta hija.

"La fueron bajando y su papá la cubrió con su chaqueta, y colocó una pequeña bandera estadounidense en la camilla. Él, su hermano y los otros bomberos que la sacaron, escoltaron el cuerpo a través de un grupo de policías y bomberos", relató otro de los rescatistas.

En tanto, el jefe de los bomberos de Miami, Joseph Zahralban, expresó a Univisión: “Nuestros corazones y nuestras oraciones están con las familias afectadas por esta horrible tragedia”.

Ver más productos

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Ver más productos