Un taxista la salvó la vida a una joven que se iba a suicidar desde el puente de Omsk, Siberia porque sufría una fuerte depresión. 

El chofer cruzaba por el puente sobre el río Irtish cuando vio a la joven al borde del abismo. Entonces, frenó el auto, se acercó y logró convencer a la potencial suicida de que no lo haga.

El rescatista declaró a los medios que todo sucedió "en medio de la niebla" y agregó que ni siquiera recuerda que palabras utilizó pero "lo más importante es que logré salvarla de la muerte".

El macabro detalle

Esposa y madre de un bebé de dos años, relató que tenía pensamientos suicidas y se acercó hasta el puente para "reflexionar sobre la vida", pero en el camino fue violada por un desconocido.

Esa fue la gota que rebasó el vaso y por la cual se ubicó al borde del abismo para terminar con su vida. Las autoridades investigan los hechos y la mujer ya recibe ayuda psicológica.