Aleksandr Kogan, el profesor inglés que desarrolló la aplicación que usó la consultora británica Cambridge Analytica para recopilar datos personales de usuarios de Facebook, consideró que es un "chivo expiatorio" del escándalo.

En declaraciones a la BBC, el profesor de psicología de la Universidad de Cambridge reiteró hoy que lo que hizo era "perfectamente legal".

"Mi opinión es que, básicamente, se me está utilizando como chivo expiatorio, tanto por Facebook como por Cambridge Analytica", afirmó Kogan, y aseguró: "Pensábamos que estábamos actuando bien, pensamos que hacíamos algo que era totalmente normal. Cambridge Analytica nos aseguró que todo era perfectamente legal".

Kogan desarrolló la aplicación para Facebook que recabó los datos de las 270 mil personas que la descargaron, además de la información personal de sus "amigos", lo que implicó en total a cerca de 50 millones de personas en los Estados Unidos.

Luego, esa información fue usada por Cambridge Analytica para desarrollar un software que le permitiera predecir comportamientos electorales y fue usada por la campaña del por entonces candidato a presidente Donald Trump.

Anoche, se supo que Cambridge Analytica suspendió a su CEO, Alexander Nix, el hombre que quedó escrachado en una cámara oculta mientras le sugiere a su interlocutor técnicas para desacreditar a políticos a través de la red social.

Según un informe emitido anoche por el Canal 4 de Inglaterra, Nix afirmó haberse reunido "varias veces" con Trump, con quien habría establecido una relación estrecha.