Ya pasaron 10 años, pero ellos lo recuerdan como si hubiera sido ayer. Un rescate que llegó justo a tiempo para los 33 mineros que, tras 69 días encerrados por las rocas y 700 metros bajo tierra, pudieron volver a ver la luz del sol, después de estar durante todo ese tiempo bajo el riesgo de perder sus vidas.

"Se me viene un recuerdo de alegría, de ansiedad, de poder volver a estar con la familia y con los seres queridos. Es un momento que se recuerda con pasión", describió en diálogo con Crónica Mario Sepúlveda, el segundo minero en salir a la superficie y uno de los líderes de aquel grupo.

El lugar de los hechos fue la mina San José, un yacimiento sobre el desierto de Atacama en la comuna de La Calera, que ya había sido clausurada por accidentes ocurridos entre 2007 y 2008, en donde la empresa San Esteban Primera realizaba explotación de oro y cobre.

El derrumbe de la mina ocurrió el 5 de agosto del 2010 y Omar Reygadas, décimo séptimo minero en salir a la superficie, señaló a Crónica que ese fue "el peor momento" que pasaron, porque fue cuando vieron que "ya no había salida al exterior". "En todo momento estábamos propensos a perder la vida, no fue uno solo. El día 18 recién nos empezaron a llegar los alimentos, empezamos a recibir suero, agua y cosas que necesitábamos. Ya nos quedaban sólo tres latas de atún para comer, si la ayuda tardaba en llegar un poco más, no sé si sobrevivíamos", enfatizó Reygadas.

En este sentido, señaló que, pese a tener un refugio, "sólo tres podían estar adentro, porque no había lugar para todos", ya que el espacio "no era grande y se había llenado de hongos", pero les sirvió para sobrevivir "con lo que había adentro".

En esta misma línea, Sepúlveda sostuvo que atravesaron "los 69 días trabajando" y que "todos los días surgía algo nuevo y se pasaban pocas horas durmiendo", ya que tenían que estar "vigilando por los derrumbes, que fueron varios". "El miedo era que se pudiera caer todo y morir aplastados. Vivimos cosas que nadie se imagina. Pero a nosotros nos ayudó mucho aferrarnos a la fe", resaltó el ex minero, que el pasado 4 de octubre cumplió 50 años.

La cápsula Fénix 2

El rescate a los 33 mineros se realizó a través de una cápsula bautizada Fénix 2, de cuatro metros de alto y un peso de 450 kilos, la cual tras un plan de rescate liderado por el ingeniero jefe André Sougarret y un difícil trabajo de perforación pudo llegar a donde estaban los mineros, quienes subieron con un traje especial que les proveía de oxígeno, los sujetaba y les permitía recibir comunicación.

"En mi caso fueron 22 minutos de pánico, porque soy una persona muy hiperactiva y no nos podíamos mover para nada cuando estábamos dentro de la cápsula", explicó Sepúlveda, quien reconoció, entre risas, que se saltó "todos los protocolos" para ir a abrazar a su familia cuando subió.

Por su parte, Reygadas indicó que lo más le generaba ansiedad era poder volver a "ver la luz del sol, respirar aire puro y ver a la familia", por lo cual "daba gracias a Dios por la nueva oportunidad de vida que tenía".

La vida para ellos no volvió a ser la misma, ya que les fue difícil volver a trabajar de mineros y tuvieron que rehacer su vida, con la ayuda de una pensión del Estado chileno de 527 dólares mensuales, pero sin ninguna compensación por parte de la empresa que los contrató.

Reygadas brinda, al igual que Sepúlveda, charlas motivacionales a la gente. Considera que lo que le sucedió le ayudó "a valorar más a la familia" y que, pese a todo, "siempre hay un aprendizaje en lo vivido".

Por M. C.

Ver más productos

Diego Armando Maradona y el último mundial

Diego Armando Maradona y el último mundial

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Un Atlas para fanáticos del fútbol

Un Atlas para fanáticos del fútbol

Ver más productos