En un fallo histórico que desafía la tradición conservadora de ese país, la Corte Constitucional de Ecuador aprobó en una sesión reservada la unión civil entre personas del mismo sexo, luego de examinar las demandas de dos parejas de hombres que alegaban el derecho a contraer matrimonio ante las autoridades. De este modo, Ecuador se sumó a Costa Rica, Argentina, Brasil, Colombia y Uruguay, que aprobaron alguna forma legal de matrimonio igualitario.

Con cinco votos a favor y cuatro en contra, la Corte Constitucional aprobó el pasado miércoles la resolución que modifica la Constitución y desafía a la Iglesia católica en un país históricamente conservador. La decisión fue recibida con júbilo por los grupos LGTBI de ese país y activistas de derechos humanos en la plaza Foch, en el centro de Quito, así como en el puerto de Guayaquil. 

En 2008, la nueva Constitución, de corte socialista, ratificó el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer, dando continuidad a la versión anterior de la Carta Magna. Además está prohibida la adopción para parejas del mismo sexo.

LEÉ TAMBIÉN: "Botswana despenalizó la homosexualidad"

Un primer paso hacia la resolución del pasado miércoles ocurrió en 2015 cuando el país validó la unión de hecho entre parejas del mismo sexo mediante una reforma del código civil. Sin embargo, ese matrimonio de hecho era un elemento de menor jerarquía, ya que si bien la declaración dejaba asentado el testimonio de que dos personas vivían en forma conyugal, otorgaba una protección casi inexistente en aspectos como los beneficios sociales, médicos y laborales. 

Los jueces constitucionales adhirieron a principios "favorables a la igualdad de la persona" y en rechazo a "todo tipo de discriminación", luego de examinar las demandas de dos parejas de hombres Efraín Soria y Javier Benalcázar, y Rubén Salazar y Carlos Verdesoto, quienes recurrieron a todas las instancias legales para contraer matrimonio.

"Quiero saludarle a Javier, está en Guayaquil. Mi vida, te amo", exclamó Soria a la prensa en Quito. Agregó sentirse alegre por "poder alcanzar la igualdad" y animó a los homosexuales a no esconderse más y "disfrutar de esa dicha de ser iguales que cualquier otro".

Para Christian Paula, abogado de la Fundación Pakta, que asesora legalmente a casi una decena de parejas del mismo sexo que buscan casarse en el país, la decisión de la corte "implica que el Ecuador es más igualitario, es más justo que ayer, que se reconoce que los derechos humanos deben caber para todas las personas sin discriminación".

Por otro lado, el pronunciamiento favorable al matrimonio igualitario generó también reacciones en el sector conservador. La referente de derecha Poly Ugarte consideró que el máximo tribunal "no puede cambiar la Constitución, debe haber una reforma". "Si quieren ideología de género, matrimonio igualitario o aborto, vamos a una consulta popular. Decisiones que afecten a nuestra vida y familia deben ser consultadas al pueblo", señaló la exdiputada a través de su cuenta en Twitter.

Los jueces que se opusieron en la Corte sostuvieron que la "vía adecuada para reconocer el matrimonio igualitario es el procedimiento de reforma constitucional que le compete a la Asamblea Nacional".

"El pronunciamiento es obligatorio en el país porque las decisiones de la Corte Constitucional obligan a las autoridades ecuatorianas" a acatarlas, explicó el constitucionalista Gustavo Medina, quien también es expresidente de la Suprema Corte de Justicia.

En América Latina, los países que han aprobado alguna forma legal de matrimonio igualitario son Costa Rica, Argentina, Brasil, Colombia y Uruguay. También está permitido en la Ciudad de México.

Ver más productos

San Alberto Magno, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Alberto Magno

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Papa no tiene previsto visitar Argentina en 2020

El Papa no tiene previsto visitar Argentina en 2020

Ver más productos