La hipocresía no tiene fin. La campaña electoral rumbo al balotaje brasileño está al rojo vivo y el homofóbico Jair Bolsonaro, quien encabeza las encuestas sobre Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores, intenta mostrar una imagen más blanda. En una entrevista televisiva, lloró al hablar de su hija Laura, la primera después de cuatro hijos.

"Su llegada cambió mucho mi vida", dijo, en un intento por captar al electorado que lo rechaza. Sin embargo, mientras el capitán del Ejército hacía su show televisivo, fueron divulgadas las imágenes de una entrevista en la que se muestra como lo que es: un homofóbico que desprecia todo lo que no tenga olor a "macho".

Las controvertidas declaraciones fueron hechas durante una charla con la actriz Ellen Page, protagonista de filmes como "La vida de Juno" o "El origen", quien le cuestionó que no acepte a los homosexuales. "Me tildan como un gran homofóbico en Brasil y se equivocan. Mi lucha siempre fue y será contra la distribución de material LGBT escolar a niños mayores de seis años", expresó.

De inmediato, la actriz contraatacó: "Yo soy gay, ¿usted cree que deberían haberme pegado cuando era niña para que no lo fuera?". La respuesta estuvo cargada de su violento machismo: "Yo no la voy a mirar y pensar 'creo que es gay'. Eso a mi no me interesa. Usted es linda. Si fuera un cadete de la academia militar y la viera en la calle, le silbaría. Usted es hermosa".

Un problema de entorno

Para seguir su derrotero discriminatorio, el cómodo vencedor de la primera vuelta electoral en Brasil recordó sus tiempos de juventud, en los que "en términos de porcentajes, había pocos gays", número que "aumentó bastante" debido "al libertinaje, las drogas y las mujeres trabajando". En ese sentido, agregó que si un chico "está con personas de cierto comportamiento", adoptará esa conducta y "creerá que es normal".

"Si uno lo alienta cuando es niño a que lo normal es esto o aquello, sea lo que fuere que es lo normal, el niño va a hacer eso", analizó.

Si algo le faltaba a Bolsonaro en este entrevista que fue reflotada luego de la elección del domingo pasado, era referirse al carácter imprescindible del hombre para la procreación: "Usted adopta una teoría absurda -le dijo a Page, quien es homosexual-, porque incluso teniendo usted una pareja, no podrán procrear, dependerán de la donación de alguno de nosotros, los hombres heterosexuales".