El actor estadounidense Ray Liotta, recordado por su papel en el clásico de Martin Scorsese "Buenos muchachos", falleció en las últimas horas a los 67 años en la República Dominicana, donde se encontraba filmando la película "Dangerous Waters".

Según informó el sitio especializado estadounidense Deadline, Liotta falleció mientras dormía y hasta el momento se desconocen las causas.

 Personal de Instituto Nacional de Ciencias Forenses retiró el cadáver del actor, según asegura Diario libre, de la República Dominicana.

“Su familia ha pedido que respeten el momento por el que atraviesan en este momento”, confió la fuente al mismo diario.

La estrella estaba en un gran resurgimiento de su carrera. Sus últimos trabajos incluyeron “The Many Saints of Newark”, “Marriage Story” y “No Sudden Move”. De acuerdo al citado medio, había terminado de filmar “Cocaine Bear”, dirigida por Elizabeth Banks, y debía protagonizar la película de “Working Title The Substance”, junto a Demi Moore y Margaret Qualley.

También actuó con Taron Egerton en la serie Black Bird de Apple TV+, apareció en “Hanna” de Prime Video y protagonizó junto a Jennifer Lopez el drama de NBC “Shades of Blue” entre 2016 y 2018.

Ray Liotta también había interpretado al mafioso de la vida real Henry Hill, en Buenos muchachos (Goodfellas), de Martin Scorsese, estrenada en 1990, que revolucionó el género de gángsters y fue un gran éxito comercial y de crítica. La película, con Robert De Niro, recibió seis nominaciones al Oscar, y ganó un premio de la Academia de Hollywood, al mejor actor de reparto, para Joe Pesci.