El presidente encargado de Venezuela, nombrado por la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó, aseguró este viernes que una cooperación militar extranjera "es una opción que está sobre la mesa" para resolver la crisis del país y que ésta "no sería intervención" porque la Asamblea Nacional puede autorizarla.

"Responsablemente, debemos evaluar todas las opciones. En el caso de cooperación militar extranjera, no sería intervención, porque el Parlamento Nacional es el único que podría autorizar misiones militares extranjeras", dijo en la entrevista grabada este jueves y reproducida este viernes en en el país caribeño por la cadena Noticias Telemundo.

Guaidó dijo que esa es una "opción" que está sobre la mesa y que han hablado del tema no solo Estados Unidos, sino también con mandatarios como el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, informó la agencia de noticias EFE.

"Hemos hablado con todas las posibilidades. De nuevo, cuál es la mejor opción, la que en menor tiempo posible nos ayude a atender la emergencia, produzca estabilidad, gobernabilidad y nos enrumbe a una elección", aseguró el líder antichavista. Para Guaidó, hace mucho tiempo se cruzó ya la "línea roja" que justificaría esa presencia militar extranjera.

Indicó que la única intervención extranjera actualmente en el país es la de Cuba, con agentes de inteligencia y contrainteligencia, y la presencia de aviones militares rusos, lo que calificó de "escándalo".

Reconoció que necesitan mayores apoyos de los militares y fue rotundo al afirmar que lo que no quieren es un "enfrentamiento entre hermanos". "No queremos un enfrentamiento entre las Fuerzas Armadas. Esperemos que se pronuncien en bloque", instó.

Rechazó que su movimiento haya perdido fuerza e insistió en que sigue avanzando la "Operación Libertad" iniciada el pasado 30 de abril para conseguir lo que califica como "usurpación" del presidente Nicolás Maduro del poder.

"El 30 de abril fue un éxito de verdad para los venezolanos. ¿Por qué?, porque nos dimos cuenta de que las Fuerzas Armadas ya no están con la dictadura", indicó.

El presidente del Parlamento dijo que si no ha habido más apoyos a su causa ha sido por el "miedo" reinante en el país y porque muchos ciudadanos viven del "subsidio" que les da el Estado.

Lamentó la imposibilidad de una negociación con el Gobierno para salir de la actual situación y dijo que es "obvio" que Maduro no manda en el país ni es capaz de solucionar la falta de agua, luz, alimentos y medicamentos.