Un hombre se convirtió en héroe tras atajar a una perrita que cayó desde un noveno piso, en un edificio de San Pablo, Brasil. Joao Augusto vio cómo el can de su vecino se subió a una cornisa, e inmediatamente bajó para evitar una tragedia.

Si bien alcanzó a pedirle una manta a la portera para amortiguar la caída de Mel, la perrita de raza Shih Tzu, la mujer no hizo a tiempo por lo que Joao utilizó sólo sus brazos para atrapar al animal que se precipitó desde 30 metros de altura.

En el video grabado por un testigo se aprecia cómo el hombre queda aturdido por el golpe y permanece tumbado varios segundos, mientras el animal, aparentemente ileso, sale corriendo asustada.

"Me quedé unos segundos en el suelo, pero fue un alivio. Creo que estuve en el lugar correcto y en el momento correcto. Hice lo que pude, lo máximo que pude para ayudar. Fue un esfuerzo conjunto con la portera, que actuó rápido, para ayudar a la perra. Fue un final feliz", comentó Joao a los medios locales.