Jasmine Schofield, una joven de 19 años, oriunda de Lancashire, Inglaterra, pagó 5 mil pesos para teñir sus raíces. Sin embargo, cuando volvió de la peluquería su cabello se le fue cayendo de a poco. El hombre le había dejado el producto en la cabeza durante una hora y media.

Jasmine se quedó con quemaduras graves en el cuero cabelludo. (Facebook)

De acuerdo a lo que contó la mujer, el peluquero le había dicho que la quemadura era "normal". No obstante, cuando su cabeza estalló en dolorosas ampollas, la joven supo que algo había salido drásticamente mal y corrió al hospital.

La mujer se decoloró el cabello durante siete años y nunca le sucedió nada. (Facebook)

Los médicos le dijeron a la mujer que tenía quemaduras químicas "graves" y le dieron un gel para ayudar a tratar el área. "Me sentí como si tuviera una gran cantidad de insectos que se arrastraban por toda mi cabeza. Me picaba y me quemaba mucho", expresó Jasmine.

De a poco se le fue cayendo el pelo. (Facebook)

Jasmine, debió reposar durante diez días, y afirmó que tiene miedo de que su pelo se siga cayendo. El peluquero en cuestión, negó el abandono de la joven y agregó: "He sido peluquero durante nueve años. No es una quemadura intensa. Solía tenerla en mi cuero cabelludo y dejar ese tiempo el producto en mi pelo".

 

Su cabello antes de las quemaduras. (Facebook)
La joven publicó acerca de su terrible experiencia en Facebook.
Ver comentarios