La Policía Federal de México encontró durante un control en el estado de Jalisco un pequeño tigre en una caja de plástico. El animal estaba sedado, sin comida y deshidratado.

Al parecer, el cachorro de apenas dos meses iba a ser enviado a través de la empresa de correos "de forma ilegal y en condiciones poco dignas para el animal", informaron las autoridades en su cuenta de Facebook.

La Policía también informó que el animal viajaba como si fuera un paquete postal a una dirección que era a unos 350 kilómetros de dónde se realizó el hallazgo, por lo que las autoridades ahora están investigando la autenticidad de los documentos hallados en el paquete para intentar localizar al propietario.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) está a cargo de la custodia del cachorro, y lo llevó a la Dirección de Rescate de Fauna Silvestre del Municipio de Tlajomulco de Zúñiga, para su recuperación.