Muchos se refieren a esta ciudad como un infierno, además de considerarla la localidad más deprimente del planeta. Completamente fría y oscura, Norilsk se convirtió en la ciudad con el invierno más largo y frío del mundo, durando casi nueve meses al año, con temperaturas de 30 °C bajo cero

Durante dos meses, los residentes de Norilsk viven de noche, ya que el sol no se deja ver. Esta ciudad no solo está alejada de todo, sino que además, es una de las 10 más contaminadas del mundo entero.

Debido a las extremas condiciones en las que se vive en Norilsk, sus habitantes tienen una esperanza de vida de tan solo 59 años -10 años menos del promedio ruso-, e incluso, las tasas de cáncer en la ciudad, duplican las del resto de Rusia.

Se han registrado en la ciudad picos de más de 60 °C negativos.

Las extremas condiciones que se viven en Norilsk

Como si esto fuera poco, las aproximadamente 200.000 personas que viven en aquella ciudad, sufren a diario los efectos secundarios que produce la enorme contaminación con la que conviven.

La ciudad a la que nadie quiere ir, está dedicada a la minería. La planta de níquel es la más importante de la ciudad, la cual trae gravísimas consecuencias.

 

La planta bombea más de dos millones de toneladas de gases tóxicos por año, por lo que, genera que el mismo aire esté completamente contaminado. Los residentes de Norilsk respiran hollín, unas pequeñas partículas sólidas compuestas de carbono negro, las cuales causan miles de muertes prematuras, ataques de asma y ataques cardíacos cada año. 

Es la ciudad más contaminada de Rusia.

Las terribles condiciones en las que se puede vivir en esta ciudad, debido a la contaminación de las plantas nucleares, provocan un enorme daño en sus habitantes. Muchas veces, estos daños son mortales.

Con respecto a las tasas de enfermedades de la sangre en los niños, estas son un 44% más altas en que en el resto del país, al igual que las tasas de enfermedades del sistema nervioso, las cuales son un 38% más altas que el resto.

La ciudad fue construida sobre un antiguo campo de concentración nazi.

Sin embargo, una gran mayoría de los residentes de Norilsk, deciden quedarse allí debido al importante sueldo que ganan.

Según se supo, los empleados de la ciudad más deprimente del mundo, ganan aproximadamente 300 dólares más que el resto de los trabajadores rusos, obteniendo casi 1.000 dólares por mes, mientras que el promedio en las demás ciudades es de menos de 700 dólares.

El tuit que describe a la perfección lo que es Norilsk.

De todas formas, vivir allí no es para nada fácil, y llegar, tampoco. Norilsk se encuentra alejada del resto del mundo, de hecho, recién en el año 2017, se consiguió una conexión a Internet adecuada.

Ver comentarios