La tarea puede ser un campo difícil de navegar, tanto para los niños como para los padres. Es por eso que, cuando Chris Piland leyó las palabras "absolutamente patético" escritas sobre la tarea de su hijo, decidió expresar su decepción con la escuela en su cuenta personal de Facebook. Lo que nunca esperó fue que el impactante mensaje se volviera viral.

Alyssa Rupp Bohenek, la maestra en el segundo grado de una escuela pública en el estado de Pensilvania, había retado a sus estudiantes de 7 y 8 años a responder la mayor cantidad de restas posibles en 3 minutos. A la hora de corregir el trabajo del pequeño Kamdyn, la educadora escribió "¡Absolutamente patético, respondió 13 en 3 minutos! Triste", junto a un dibujo de una cara triste en el papel con los ejercicios.

 

Junto a una imagen de la tarea de matemática, el padre afirmó en su posteo de Facebook que la maestra había tenido un mal trato con él y su hijo desde un principio, y que no podía creer que alguien escribiría esto en la tarea de un niño. "Ella me puso muy triste y molesto. Estaba realmente enojado", confesó Kamdyn Piland, de 7 años. "Me rompió el corazón", agregó el niño en diálogo con ABC News.

La corrección de la maestra causó una polémica virtual

La publicación de Piland pronto provocó un debate en línea, y algunos internautas que comentaron en la imagen instaron al padre a llevar el asunto a la junta escolar. Algunos estaban tan agraviados por la situación que iniciaron una petición en la página Change.Org para que despidieran a la maestra de su trabajo en el distrito escolar de Valley View. La causa virtual reunió más de 21.000 firmas digitales a las pocas semanas de su creación en 2019.

"Ni siquiera tengo hijos y esto me parece enfermizo. Esto es tan poco profesional y simplemente incorrecto", escribió una firmante. "Es absurdo de parte de una educadora", agregó otra.

Si bien el apoyo detrás de Piland fue innegable, hubo varios usuarios que decidieron apoyar a la maestraUna petición opuesta fue creada a las pocas semanas de la original, con el objetivo de defender el puesto de Bohenek en la escuela. "Lo que escribió en la tarea del estudiante pudo haber sido incorrecto, es algo por lo que debería ser reprendida pero ciertamente no despedida", declaró el creador de la causa.

El usuario detrás de la colecta original respondió a la nueva causa, resaltando el comentario de un usuario firmante quien afirmó: "Los niños son suaves y tontos. Es el mensaje incorrecto mantenerlos de esta manera". La segunda causa reunió apenas 1.050 firmas en aquel tiempo. Mientras la opinión pública estuvo del lado del niño y su padre, las autoridades escolares aclararon que su decisión final no sería determinada por firmas online.

 

La superintendente escolar de la institución involucrada, Rose Minniti, declaró a Fox10: "Es un problema de personal y los resultados no serán dictados por las redes sociales. Será dictado por los hechos y la evidencia. Como siempre con todo, vamos a intentar hacer lo mejor para los estudiantes y lo que tenemos que hacer por la empleada investigada". 

Ver comentarios