El fútbol cierra el año con fuertes bajas y hoy vuelve a recibir un duro golpe tras darse a conocer la triste noticia del fallecimiento de un futbolista croata de 23 años. Marin Cacic, un joven jugador del club NK Nehaj, murió el jueves pasado por un ataque cardíaco en medio de un entrenamiento.

El jugador croata se desvaneció mientras practicaba con su equipo el lunes pasado. Fue ingresado de urgencia al hospital local, donde lo diagnosticaron con insuficiencia cardíaca. Para entonces, lo pusieron en estado de coma y los médicos, durante tres días, lucharon por salvar su vida. Los esfuerzos lamentablemente fracasaron y Cacic fue declarado muerto el jueves 23 de diciembre.

Marin Cacic, el jugador croata de 23 años que falleció este jueves.

Antes de la confirmación de su muerte, el club Nehaj envió sus palabras de apoyo al futbolista. "¡Marin, Senj y tu Nehaj están contigo! ¡Solo pelea, porque solo sabes hacerlo de esa manera! Sé muy bien que no hay diferencia entre entrenar y un juego para ti, pero agrega combustible a este "juego" y ganá", rezaba el comunicado, que fue replicado por varios clubes del torneo.

Poco después, el propio club comunicó el fallecimiento de Marin, lo que generó conmoción en Croacia. El Nehaj y el Jedinstvo, su anterior equipo, despidieron al jugador, así como lo hicieron muchos amigos y excompañeros del futbolista fallecido.

La carrera futbolística de Cacic

 

Marin Cacic jugaba como defensor central y había incursionado en el fútbol inscribiéndose en una escuela para jóvenes promesas en Rijeka, donde no duró mucho. Después, con 19 años, llegó al Nehaj en 2017.

En agosto de 2018 emigró al Isernia, de la Serie D de Italia, y luego retomó para su lugar de origen, jugando un tiempo para el Trnje Zagreb. Allí estuvo seis meses antes de volver al Nehaj para tener su segunda etapa. Tras un año, fichó por el Jedinstvo, que también lo despidió en las redes: "Descansa en paz, Marin, para siempre en nuestros corazones", publicaron en sus redes.

En agosto de 2021 hizo su tercer ingreso al Nehaj, donde cuatro meses se presentaría esta tragedia. Cacic fue valorado como una gran persona y recibió distintos homenajes y mensajes de afecto por parte de quienes fueran sus colegas.

Por otro lado, Mukhaled Al-Raqadi, jugador del Muscat FC, falleció el jueves último en un calentamiento antes de un partido de la liga omaní.

Agüero y Eriksen, dos casos en los que la vida les dio una advertencia

 

El fútbol vivió este año difíciles episodios con respecto a la salud de los jugadores. El danés Cristian Eriksen, en la Eurocopa, se desvaneció en el campo de juego un encuentro entre Dinamarca y Finlandia. La rápida intervención de los doctores le salvó la vida.

 Hace un mes, Sergio Agüero anunció su retiro por recomendación médica a causa de una arritmia cardíaca que sufrió en octubre de este año cuando Barcelona enfrentó a Alavés y él no pudo terminar el partido por los fuertes dolores que sintió en su pecho y en su cuello.