El presidente  Donald Trump firmó una proclama presidencial que devuelve a la Argentina al Sistemas General de Preferencias y más de 500 productos argentinos entrarán a Estados Unidos sin arancel. Mauricio Macri había pedido retornar al SGP, del que nuestro país quedó afuera en 2012, durante la cumbre de la OMC en Buenos Aires. 

La decisión de suspender a Argentina del SGP fue tomada por el ahora ex presidente Barack Obama. Según la Casa Rosada, la decisión implica que más de 500 productos podrán entrar a Estados Unidos sin arancel. 

Retornar al sistema generalizado permitirá que un listado de productos de las economías regionales pueda ingresar en el mercado norteamericano con arancel cero, beneficiando a alrededor de medio millar de manufacturas argentinas. La Cancillería recordó que "la Argentina había sido suspendida de este sistema en el año 2012".

Según el comunicado de prensa, el representante comercial de los Estados Unidos (USTR, por sus siglas en inglés), Robert Lighthizer, anunció que el presidente Donald Trump firmó la medida, luego de dos años de intensas negociaciones.

Hacia adelante el Congreso de los Estados Unidos deberá renovar la continuidad del Sistema, tal como lo realiza anualmente, con vigencia retroactiva al 1 de enero del año 2018.

El canciller Jorge Faurie sostuvo que esta incorporación constituye "un claro reconocimiento a los esfuerzos que lleva adelante la Argentina para fortalecer su economía y profundizar su inserción en el comercio internacional" y enfatizó que se espera de esta manera "recuperar un canal comercial que brindará nuevas y mayores oportunidades a los exportadores argentinos y a las economías regionales".

"En 2011, último año en que la Argentina integró el SGP, los productos beneficiados registraron exportaciones por 464 millones de US$ (10% de las exportaciones totales a EEUU)", precisó, por su parte, Horacio Reyser, secretario de Relaciones Económicas Internacionales.

"Este es un paso importante en los esfuerzos para lograr una mejor inserción internacional y avanzar así hacia el objetivo de pobreza cero. Más exportaciones es más empleo, más desarrollo, más oportunidades para los argentinos", dijo el ministro de Producción, Francisco Cabrera.

"El intercambio comercial bilateral es muy bajo y hay mucho espacio para avanzar ahí. Volver a acercarse y volver a mostrar a la Argentina para atraer más inversión de Estados Unidos es muy importante", agregó.

Por su parte, el ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, señaló que "se trata de un gesto muy significativo del gobierno del presidente Trump hacia la Argentina, no sólo por el impacto sobre la producción y las exportaciones, particularmente en las economías regionales y en productos de agregado de valor, sino también por lo que significa para las relaciones bilaterales con Estados Unidos".

La Cancillería, el Ministerio de Producción y el Ministerio de Agroindustria trabajaron de manera conjunta y coordinada y con activa participación de las provincias y del sector privado que se verán beneficiados con un incremento en las exportaciones hacia Estados Unidos.

El SGP consiste en el otorgamiento de preferencias arancelarias por parte de países desarrollados a determinados productos exportados desde países en vías de desarrollo, que reciben tratamiento preferencial y reducciones arancelarias significativas.

En el pasado, Estados Unidos concedía arancel cero a 538 posiciones de productos agrícolas argentinos hasta 2012 en el marco del SGP.

Los principales productos abarcados fueron los vinos, artículos de confitería sin cacao, conservas de carne, aceite de oliva, quesos, maníes y frutillas.

Argentina fue suspendida del SGP el 28 de mayo de 2012, debido a que el gobierno estadounidense consideró que nuestro país no actuó de buena fe en los casos que se resolvieron a favor de las empresas Azurix y Blue Ridge Investment en el marco de CIADI, por la cancelación de contratos en medio de la crisis Argentina de 2001.