Alejandro tenía 37 años.

El crimen del artista oriundo de Lanús, Roberto Alejandro Domínguez, ocurrido en el pueblo ecuatoriano de Vilcabamba, causó conmoción en ambos países. Pero para la familia de la víctima, después de la violencia, la saña y el dolor, se sumó la angustia. Sucede que el cuerpo de Alejandro, como le dicen parientes y amigos, permanece en Ecuador y sus allegados no tienen el dinero para afrontar la repatriación.

Elizabeth, hermana del asesinado, contó en Crónica TV que "la embajada se hace cargo del papelería interno, pero nosotros tenemos que hacernos cargo del costo del traslado, más el sepelio acá en Buenos Aires, lo que es el traslado desde el aeropuerto. Esos son 25 ó 30 mil pesos más, que se suman a los 5.800 dólares que me envió la embajada argentina en Ecuador como presupuesto para repatriar los restos de mi hermano".

"Mi hermano no falleció por muerte natural, a mi hermano lo mataron. Todos saben en Vilcabamba que esta persona que lo mató ya tenía antecedentes. Mucha gente me ayudó, pero no tengo esa plata para pagar el traslado. Los organismos están para eso, para dar ayuda y eso es lo que le pido a la Cancillería. Ni siquiera tuve un llamado para que me avisaran de lo que había ocurrido", aseveró.

Crónica accedió en forma exclusiva al presupuesto de la funeraria ecuatoriana para repatriar los restos de Alejandro Domínguez:

El presupuesto de la funeraria ecuatoriana.