La Reina Isabel II lleva casi siete décadas al mando de la corona desde que asumió en 1952, en estos años la familia real fue protagonista de numerosos escándalos. Pero en este último tiempo, la monarca  se vio afectada por el fallecimiento de su esposo el príncipe Felipe, duque de Edimburgo. Sin embargo, en los últimos días fue noticia por un hecho menor: revelaron el truco para evitar que la envenenen. 

El personal de servicio de la Casa Real británica reveló cuál es el hábil truco que utilizan para evitar la reina de 95 años sea envenenada durante los banquetes a los que asiste: el azar. Así lo confirmó la corresponsal real Emily Andrews en el programa de televisión Secrets of the Royal Kitchens. 

Una vez que "todo está emplatado" uno de los asistentes "elige al azar uno de los platos para servirlo a su majestad", explicó Andrews. Con este método "si alguien quisiera envenenar a la monarca" tendría que hacerlo con todos los comensales. 

En este sentido, la reina no tiene un plato asignado de antemano por lo que recibe uno cualquiera una vez que ya esté todo listo para este tipo de eventos de gran importancia celebrados en el Palacio de Buckingham y a los que asisten las personas más poderos e influyentes del mundo. 

En tanto que la biograda Lady Colin Campbell comentó que Isabel II "elige el munú de lujosos comedores, aunque suele cenar en su sala de estar mirando la televisión" porque a la reina "le gusta. Es hogareño, acogedor y cómodo". 

Otra de las revelaciones, fue por parte del exchef real Darren McGrady que la máxima autoridad de la corona británica se ocupa de selccionar personalmente qué alimentos comerá, para ello el cocinero "hace menús de tres días y eso da tiempo suficiente para obtener todos los productos y prepararlos", detalló. 

Ver comentarios