Furioso. Donald Trump abandonó ayer de imprevisto la cumbre por los 70 años de la Organización del Tratado del Atlántico Norte ( OTAN) en Londres y acusó al primer ministro canadiense Justin Trudeau de tener "dos caras", tras ser captado en un video riéndose del presidente estadounidense junto a otros líderes, durante una recepción en el Palacio de Buckingham.

Trump dio el portazo ofendido por las imágenes registradas en las que Trudeau, el primer ministro británico, Boris Johnson; el presidente francés, Emmanuel Macron; el primer ministro de los Países Bajos, Mark Rutte, a quienes luego se les sumó la princesa Ana, hija de la reina Isabel II de Inglaterra, aparecen riéndose de las largas apariciones del jefe de la Casa Blanca ante la prensa en la cumbre de la OTAN.

Por lo tanto, el magnate republicano suspendió una conferencia de prensa programada y anunció el regreso a su país. "Cuando las reuniones estén terminadas, voy a volver a Washington. No haremos la rueda de prensa al terminar la OTAN porque ya hemos hecho muchas en los últimos dos días. ¡Buen viaje a todos!", tuiteó Trump.

Trump no pudo aguantar las cargadas.

Sobre la grabación, Trump comentó: "Bueno, él (por Trudeau) tiene dos caras, es un tipo agradable. Lo encuentro agradable pero la verdad es que le he llamado (la atención) por el hecho de que no está pagando el 2% (del PIB a la OTAN) e imagino que no está muy contento por eso".

Muy simpáticos

En el video, se puede oír a Johnson preguntar a Macron porqué llegó tarde a una reunión. ante lo que Trudeau interviene para explicar, entre risas, que la rueda de prensa del francés con Trump "duró 40 minutos". Luego, se lo ve a Macron contar algo ante la princesa Ana y Rutte, aunque sus palabras son inaudibles. Pero sí se oye a Trudeau decir "oh, sí, sí" con tono burlón, antes de asegurar que el equipo de Trump se quedó "boquiabierto".

Bajar el tono

Cuando trascendió el enojo de Trump, el canadiense intentó descomprimir la cuestión: "Hice una referencia al hecho de que hubo una conferencia no programada antes de mi encuentro con Trump y que estaba contento de participar. He tenido un número de buenas conversaciones con el presidente".

Además, hizo mención a la intención de Trump de utilizar una propiedad suya (Doral) en Florida como sede para la próxima cumbre del Grupo de los 7.

"Todos estábamos sorprendidos y creo que a gusto con saber que la cumbre sería en Camp David. Creo que fue un anuncio no programado y creo que los equipos de todos, cada líder tiene equipos que cada tanto quedan boquiabiertos con anuncios como ese, por ejemplo. Hay un interés en dónde va a ser el G-7. Y tuve el placer de compartir con ellos en cómo se supo que al reunión iba a ser en Camp David", argumentó. Sin embargo, el escándalo ya no se podía ocultar.

Ver más productos

San Nicolás Bari, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Nicolás de Bari

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Ver más productos