El presidente yanqui no tiene descanso. Mientras su gobierno pende de un hilo y el fantasma del juicio político comienza a rondar la Casa Blanca, a Donald Trump se le sumó otro dolor de cabeza. Primero fueron los pagos a mujeres para tapar sus amoríos y, ahora, un hijo no reconocido. Como si eso fuese poco, pintó con colores equivocados la bandera de su país.

Un ex portero de la Trump Tower, Dino Sajudin, aseguró que tiene todos los datos sobre un romance entre el mandatario y una ex ama de llaves, con la que habría tenido un hijo.

Según expresó, la relación data de la década de 1980. "Mientras trabajaba en la Torre Trump, se me ordenó no criticar a la ex ama de llaves del presidente debido a una relación previa entre ambos, de la cual nació un hijo", contó.

La primera pregunta que surgió, entonces, fue por qué calló durante tanto tiempo.

El letrado de Sajudin, Marc Held, explicó que "recientemente" fue liberado de un contrato "a perpetuidad" que le impedía dar detalles, firmado con la empresa editorial American Media Inc, propietaria del diario National Enquirer. Por ese acuerdo recibió 30.000 dólares.

Este procedimiento del diario fue el mismo que tuvo con la ex modelo de Playboy Karen McDougal, a la que, para proteger a Trump, le compró la historia de su romance con el actual presidente, bajo condición de exclusividad, pero nunca publicó.

Papelón

En medio de tantos escándalos sexuales, Trump quedó expuesto por un grosero error. Durante una visita a un hospital de niños en Ohio, se puso a pintar banderas de diferentes países con los pibes y cometió una equivocación garrafal.

Según las imágenes que se difundieron en las redes sociales, el magnate le erró nada menos que en los colores de la insignia de su propio país. Es que, en vez de pintar las franjas de rojo y blanco, le agregó el azul que se encuentra en el cuadrante de las estrellas.

La imagen fue viralizada en las redes sociales y, como era de esperar, no lo perdonaron y las críticas y burlas fueron interminables.