Los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump; y de Brasil, Jair Bolsonaro, pondrán un nuevo mojón en la historia de la diplomacia si se confirma una versión según la cual están dispuestos a hacer un intercambio de hijos para que se pongan al frente de las embajadas en Brasilia y Washington, respectivamente.

La versión fue publicada este viernes en la versión digital de O Globo, que aseguró que Trump "puede designar" para embajada en Brasil a Eric, uno de sus cinco hijos y asesor de la Casa Blanca.

En Brasil, Bolsonaro ya había reconocido la posibilidad de proponer para la delegación de su país en Washington a su hijo Eduardo, presidente de la comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados.

"Según fuentes del gobierno brasileño, Eric Trump vendría a Brasil si el diputado Eduardo Bolsonaro es nombrado embajador en Washington. Casualmente, Eric tiene la misma edad que Eduardo, 35 años", señaló el artículo de O Globo.

Bolsonaro y Trump se mostraron en perfecta sintonía desde el comienzo del mandato del brasileño, en enero pasado.

El presidente brasileño fue recibido en marzo pasado en la Casa Blanca con todos los honores y como aliado estratégico de Estados Unidos.

Ambos países levantaron su voz contra el gobierno venezolano de Nicolás Maduro y reconocieron al líder antichavista Juan Guaidó como presidente interino de ese país, a la vez que se declararon dispuestos a reforzar su alianza para la seguridad y la defensa en América.

El posible uso comercial por parte de Estaos Unidos de la base de lanzamientos espaciales Alcántara, en el estado brasileño de Maranhão, es otro de los temas que acerca en estos momentos a ambos gobiernos.

La versión de que Eric Trump pueda ser embajador en Brasilia no fue comentada por ningún funcionario de Estados Unidos, ni siquiera a nivel de portavoz. O Globo basó su artículo sobre informes proporcionados por fuentes gubernamentales de Brasil.

En cambio, la posible llegada de Eduardo Bolsonaro a Washington fue anticipada por el propio presidente de Brasil, quien ya ha recibido por este motivo algunas críticas por supuesto nepotismo.

“Sí, está en mi radar. Es una posibilidad”, afirmó este jueves en Brasilia el mandatario. 

"No es nepotismo. No estoy preocupado por esas críticas", agregó este viernes  Jair Bolsonaro en una transmisión por Facebook Live en la que defendió la aptitudes de su joven hijo para ser propuesto para el cargo crucial de la diplomacia brasileña.

"Eduardo habla inglés y español y ha viajado por todo el mundo", aseveró el jefe del estado, quien añadió que, además, "goza de la amistad de los hijos del presidente Donald Trump".

Con todo, aclaró que esperará la llegada del "momento adecuado" para hacer su propuesta definitiva, que debe ser aprobada por el Senado. 

Hoy también Eduardo Bolsonaro, quien dijo tener suficiente experiencia con su trabajo en la comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados.

"No soy el hijo de un presidente al que están ascendiendo desde la nada", dijo citado por Europa Press.

Las fuentes consultados por O Globo consideraron que "enviar a los hijos de los dos presidentes para que asuman las respectivas embajadas consolidaría las relaciones bilaterales".