Freddy Garcia iba hacia una tienda de su barrio en Fresno, Estados Unidos, el pasado 18 de julio, cuando fue atacado hasta la muerte por una jauría de perros, comunicó la oficina del sheriff de la ciudad.

"Los siete pitbulls fueron capturados por los ayudantes del sheriff y Control de Animales", aseguró la oficina de la fuerza.

El propietario de los 7 animales, Samuel Cartwright, de 47 años, fue detenido y acusado debido a la matanza: fue acusado de "ataque de perro con resultado de muerte" e ingresó a la cárcel del condado. Este se considera un delito grave de segundo grado, según los registros de la prisión. Su fianza está fijada en US$ 100.000.


Antes de su arresto, Cartwright dijo que los perros no le pertenecían y que llamó a control de animales en cuanto los vio en su propiedad.

"Hay 20 perros por aquí en este mismo momento. La gente los abandona por estas calles. Los perros van donde pueden encontrar comida", dijo el acusado.

Todavía no se sabe si el acusado cuenta con un abogado. Según consignó CNN, la cadena se puso en contacto con la oficina del fiscal del distrito para recopilar más información, pero no obtuvieron precisiones al respecto de su defensa.


"Era enérgico y estaba lleno de vida. Le gustaba bailar y cantar. Era realmente alegre". "Nos reuníamos los fines de semana y disfrutamos de su compañía. Ahora, que no está aquí, no va a ser lo mismo", expresó, Ivon Fajardo, la nieta de García, en una entrevista con KTRK.

El sheriff Eric Fagan dijo en una conferencia de prensa que Garcia no había hecho nada para provocar a los animales.

"Él no estaba caminando, estaba yendo hacia la tienda cuando fue atacado", dijo. "No tenía nada en las manos. Los perros simplemente lo atacaron sin razón y sin provocación alguna", agregó.

Ver comentarios