Un polémico caso generó indignación y desató un debate en las últimas horas. Un Tribunal británico autorizó la desconexión de un nene de 12 años que tiene muerte cerebral en medio de una disputa legal entre la familia del menor y los médicos que lo atienden. El chico se encuentra en ese estado después de sufrir un accidente mientras hacía un reto viral.

El fallo judicial fue realizado por la jueza inglesa Emma Arbuthnot, que sentenció que el niño, llamado Archie Bettersbee, tiene un daño cerebral irreversible, según el diagnóstico de los médicos que atienden al niño en el hospital Roya de Witechapel, de Londres, Inglaterra desde el pasado 7 de abril cuando llegó inconsciente luego de realizar un reto que vio en Internet. 

Esta postura de los profesionales de la salud de que el chico debería ser desconectado de las máquinas que lo mantienen aún con vida provocó una disputa entre los doctores y los padres del menor que terminó en la Justicia.

Archie Bettersbee tiene un daño cerebral irreversible luego de sufrir un accidente mientras realizaba un reto que vio en Internet.

Arbuthnot autorizó a los profesionales del hospital a desconectar el respirador mecánico que mantiene aún con vida al nene de 12 años, no seguir con la administración de medicamentos y no intentar ninguna reanimación cardíaca o pulmonar.

“Encuentro que Archie murió al mediodía del 31 de mayo de 2022, poco después de que se hicieran las resonancias magnéticas ese día. Creo que se ha establecido de manera concluyente el cese irreversible de la función del tronco encefálico”, escribió en su sentencia.

Y continuó: “Doy permiso a los profesionales médicos del Royal London Hospital para cesar la respiración asistida a Archie Battersbee; extubarle; cesar la administración de medicamentos y no intentar ninguna reanimación cardíaca o pulmonar cuando cese la potencia cardíaca o cesen los esfuerzos respiratorios”.

La magistrada concluyó en su fallo que de continuar con la ventilación mecánica lo más probable es que el desenlace sea una "muerte repentina" y que las posibilidades de que logre recuperarse son "nulas". "No encuentra placer en la vida y su daño cerebral es irrecuperable”. destacó la jueza en su escrito.

Por su parte, Hollie Dance y Paul Battersbee, los padres de Archie, reconocieron que apelarán a la medida que autoriza a los médicos a desconectar a su hijo al considerar que el corazón del menor aún continúa latiendo. Es por eso que solicitan que los doctores sigan adelante con el tratamiento. 

Hollie Dance, madre de Archie, aseguró que apelarán el fallo judicial y exigen que continúen el tratamiento de su hijo.

La madre del chico de 12 años aseguró que se siente “extremadamente decepcionada” por la decisión de la jueza Emma Arbuthnot de poner fin a su soporte vital, pero expresó que ella y su familia no renunciarán a su hijo.

“Me siento asqueada de que el hospital y la jueza no hayan tenido en cuenta los deseos de la familia. No creo que se le haya dado a Archie el tiempo suficiente. Su corazón todavía late, me ha apretado la mano y, como madre, sé que él todavía está ahí”, afirmó en un comunicado. Además, luego del fallo judicial, la familia Battersbee está pidiendo a la gente que asista a una vigilia por el joven en las puertas del hospital.

Ver comentarios