La flamante madre es una turista rusa que entró al mar acompañada de su pareja y de un hombre mayor que sería un médico.

El hecho ocurrió en el balneario de Dahab, un pueblo pesquero. En las imágenes se ve a la mujer salir en bikini del agua, poco después del parto.

El médico y el marido llevan al recién nacido, con el cordón umbilical conectado a la placenta que estaba en un balde de plástico.

Las fotos fueron sacadas por una mujer llamada Hadia Hosny El Said, quien retrató el episodio desde el balcón de un departamento que da a la playa, informó el sitio Daily Mail..