Un reciente estudio realizado en España indicó que un 40% de los diagnosticados con la enfermedad de la viruela del mono presentan complicaciones en el estado de salud de la persona y deben recibir un tratamiento adecuado.

El informe publicado en la prestigiosa revista científica The Lancet, en conjunto con tres clínicas de salud sexual en Madrid y Barcelona, determinó que un 40% de los 181 pacientes evaluados tuvieron que recibir una terapia antirretroviral.

El estudio interpretó presentaciones atípicas en las lesiones cutáneas que derivan de la viruela que se propagó por todo el mundo. Según los datos estadísticos que presentó The Lancet, los participantes del estudio presentaron afecciones en la piel en su totalidad: el 78% tenían lesiones en la región anogenital y el 43% en la región oral y perioral.

 

 



El dato particular que resaltó del informe es que el 40% de los pacientes analizados presentaron complicaciones y requirieron un tratamiento en especial. De todos los examinados, 45 personas tuvieron proctitis, 19 amigdalitis, 15 edema de pene, seis absceso y ocho exantema. Sólo tres personas tuvieron que recibir atención medica y posterior internación.



 

¿Cómo se transmite la enfermedad?

 

 

En el plano nacional, la directora de Epidemiología e Información Estratégica, Analía Rearte, habló hace días atrás en capacitación virtual sobre viruela símica dirigida a integrantes de equipos de salud de las provincias

En esa ocasión, la licenciada explicó las distintas variables de transmisión interhumana de la viruela del mono, resaltando el contacto estrecho con lesiones cutáneas o mucosas de una persona enferma, y en forma especial vinculada al acto sexual.

Entrando en los detalles, Rearte especificó que la transmisión se puede efectuar con "lesiones de piel, costras o fluidos; asistencia a eventos en los que haya contacto sexual con múltiples personas, besar o acariciar a sintomáticos o casos confirmados; compartir la cama, sábanas, toallas o elementos de uso personal; compartir bebidas y mate con casos".

Para finalizar, la directora resaltó la importancia de "evitar el contacto estrecho con casos confirmados y con personas que tengan síntomas compatibles", y además, aconsejó realizar monitoreos constantes en el caso de la duda, por el tiempo de 21 días y detectar a tiempo la enfermedad.

Ver comentarios