Hay distintos momentos en donde la vida te pone en situaciones inesperadas. Un día podés estar sufriendo y al otro un golpe de suerte puede modificar por completo su cotidianidad. En ese sentido, una mujer ganó 1.2 millones de euros en la lotería y dejó de pedir comida y dinero en la calle. Ahora tiene una mejor calidad de vida con su familia.

La protagonista de esta historia es Mercedes. Esta mujer de bajos recursos es oriunda de Alicante, en España. Desde hace años, tenía una rutina que era pedir dinero, comida o ropa en las calles de su barrio para poder alimentar a sus cinco hijos, con los que vive en una casa sin lujos y con lo necesario para subsistir, que pudo construir con lo poco que tenía.

La mujer tenía una rutina diaria que iniciaba desde las 9 de la mañana hasta las 14 hs afuera de los bancos y supermercados. De ese modo, se volvió muy conocida en su barrio y quienes la conocen la describen como una persona "muy amable y educada". Es por eso que muchos vecinos la ayudaban. 

 

Mercedes tenía un hábito que era comprar un boleto de lotería tras cada jornada esperando que alguna vez la suerte estuviera de su lado. La mujer sellaba el ticket y luego se iba a su casa a cuidar a sus hijos.

En los últimos días, la vida le cambió en un abrir y cerrar de ojos. Pasó de pedir comida en la calle para sobrevivir a ser millonaria. Después de su jornada notó que había varias personas en la lotería que siempre hacía sus apuestas. Todos estaban expectantes porque sabían que el jackpot del Bonoloto se lo había llevado alguien que compró su boleto allí.

Mercedes fue a comprar su boleto y fue cuando se percató de que los números ganadores eran los suyos. “Creo que los números que salen por la tele son los mismos que tengo yo”, le contó a Mari Ángeles Torregrosa, propietaria del establecimiento.

Esperamos toda la mañana a que viniera el afortunado. En principio descartamos a Mercedes porque seguía en su sitio, pidiendo junto al banco”, reconoció el administrador del local en una nota con el diario El Pais.

La ganadora al ver que había ganado más de 1.2 millones de euros con su boleto se quedó atónita y no podía creer lo que estaba sucediendo. La dueña del lugar reconoció que muchas personas, incluidas ella, que conocían su vida, se emocionaron al enterarse de la noticia. ”Nos pusimos a llorar por ella, yo, la gente que estaba aquí, todo el mundo. Se quedó súper nerviosa e incrédula de que la vida le cambió en un instante”, reveló.

Por último, la primera reacción de la afortunada fue ir comprarse unas zapatillas de 5 euros para estar cómoda en casa. “Vino a enseñármelas.´Siempre he estado llorando, no conocía las lágrimas de alegría. Me han cambiado la vida´ me dijo”, contó Torregosa sobre lo que le dijo Mercedes luego de ganar el premio millonario en la lotería.

Ver comentarios