En los ambientes polìticos, de la Argentina y del mundo, a las fotografías se les confiere una gran importancia. Tiene cierta lógica, porque se espera que un dirigente tienda a ser fotografiado con otros que comulguen con sus ideas o proyectos políticos para un país, una provincia, un municipio o algún organismo muy relevante.
Sin embargo, esa lógica a veces lleva a que muchas veces un político quiera sacarse o no una fotografía, más en función de cómo pueda ser interpretada esa imagen que de la situación o hecho concreto que deriva en ella.
Un ejemplo contundente de esta realidad se dio cdías atrás on la presencia del secretario de Relaciones Parlamentarias del Gobierno nacional, Fernando "Chino" Navarro, en la presentación del libro "Una nueva Buenos Aires", del hasta hoy senador nacional del PRO Esteban Bullrich, de quien es muy amigo.


Allì se encontró con la plana mayor del partido opositor, con el ex presidente Mauricio Macri a la cabeza. "No hice una lectura polìtica de quienes iban a estar, lo reconozco", dijo Navarro al ser consultado luego del acto, en el cual hasta pronunciò un breve discurso, a pedido de Bullrich, ya que el propio dirigente del Movimiento Evita escrtibió uno de los textos que incluye el libro.
Luego se hicieron fotos del final y allì Navarro quedó mezclado con María Eugenia Vidal, Patricia Bullrich, Martín Lousteau y Federico Pinedo, además de Macri, entre otros referentes de la oposición. No obstante, consideró que su presencia se justificaba. “Por un amigo sí, la humanidad está por encima de la política", señaló.
En las redes sociales pasó lo inevitable: durísimas críticas de adherentes al Gobierno "por prestarse a esa foto" y tambièn de acèrrimos críticos del Frente de Todos, planteando cómo podía ser que un funcionario actual haya sido invitado a mezclarse allí.
Sin embargo, queda claro que lo que podría sugerir esa foto -que Navarro se pasa a Juntos por el Cambio- no tiene nada que ver con la realidad. Un ejemplo de la sobrevaloración que tanto los polìticos como los militantes e incluso los analistas hacen de las fotografías.