Esta semana, Marco Bustamente viene con un Crónica Paranormal de tinte futbolístico. Esta historia comenzó un 23 de junio de 1968, cuando se disputaba el Superclásico en la cancha de River Plate.

Al terminar el encuentro, un amontonamiento de gente en la salida derivó en una avalancha en la Puerta 12, que tuvo como resultado 70 fallecidos y más de medio centenar de heridos. Una vez retirados los cuerpos, varios objetos personales de las víctimas quedaron esparcidos por la zona.

Fue la tragedia más grande ocurrida en un evento deportivo en la Argentina. Desde ese entonces, ocurren hechos difíciles de explicar cada vez que se acerca un aniversario de este tragedia.

Para muestra, un botón: se decía que en el barrio aledaño al estadio Monumental había un restaurante que no servía té ni café los 23 de junio, en ocasión del aniversario. ¿El motivo? Parece que en esa fecha las infusiones salían de color rojo oscuro y que en el fondo de las tazas los clientes encontraban barro.

Además, se comenta que todos los años el club llevaba a un cura para expulsar las malas energías y llenarlas con positivas.

Así te lo cuenta Marco Bustamante