Por Marcelo Peralta Martínez
supledomingo@cronica.com.ar

Una antigua edificación que a pesar de estar en ruinas, continúa estando vigente, aunque lejos está su motivo de ser por algo agradable, sino más bien, por una serie de situaciones realmente escalofriantes.

Se trata delCastillo de Miranda”, también conocido como Castillo Noisy” que fue construido en Bélgica en el siglo XIX, en un terreno en el que se disputó un breve pero sangriento combate en plena Segunda Guerra Mundial, cargó consigo un pesado muy pasado debido a que hubo un tiempo en el que fue tomado como base del nazismo, situación que obligó a sus dueños y moradores a abandonar el lugar, con sus pertenencias, y marchar con apenas lo puesto para nunca más regresar ni poder reclamar algo de sus pertenencias y fortuna.

Con el tiempo, el impactante inmueble fue variando en sus funciones y hasta operó como un orfanato y hogar de niños. Con los diferentes habitantes, la construcción fue cargándose de oscuridad, mitos y duras historias que hacen estremecer a más de uno. A partir de todas estas situaciones vividas, se dio paso a una serie de historias y leyendas que hicieron del lugar una zona inhóspita, que rápidamente quedó abandonada y forjó así una fama atemorizante aún mayor.

Como reza el dicho, si las paredes hablaran darían cuenta de los posibles y horrorosos casos que allí tuvieron lugar.

Origen del Castillo

El imponente edificio se encuentra en la ciudad belga de Celle, que fue construido por Edward Milner, un arquitecto inglés, allá por 1866, a pedido de la aristocracia francesa cuando transcurría el período post revolucionario. Así, pasaron varios años hasta de tranquilidad y normalidad hasta que para la Segunda Guerra Mundial terminara usurpado por los alemanes nazis, y tiempo más tarde ya en 1950, fue cuando tomó otro nombre y desde entonces se lo conoce también como “ Castillo de Noisy”.

Dichos terrenos y el edificio fueron confiscados por los ferrocarriles nacionales belgas hasta que pasó a ser explotado como orfanato y hospedaje para menores con problemas de salud de todo tipo. Tras sus años de “juventud” se convirtió en un geriátrico, función que cumplió por 20 años.

Eso no sería todo, más tarde se transformó en un complejo para equipos deportivos y después en un campamento de vacaciones. En su historial, el castillo supo albergar a todo tipo de personas, ideologías y más, hasta que en 1980 llegó la desolación, mientras que para 1991 quedó completamente vacío y en el olvido.

Tristemente, poco a poco, el abandono se hizo cargo del lugar, que según se sabe era costoso para mantener, mientras que los inversores ya no querían apostar por el gigante y así sus ruinas hoy son una realidad, al tiempo que sus años de esplendor quedaron muy atrás.

¿Qué pasa allí adentro?

Los registros manifiestan que en su interior, han comenzado a pasar todo tipo de cosas extrañas. Por ejemplo, lo primero que sufrieron las instalaciones eran diferentes tipos de desperfectos.

Sumado a la falta de mantenimiento, y potenciado por un poderoso incendio que arrasó con gran parte del inmueble, debilitando no solo su estructura perimetral, sino también la zona aérea debido a que el techo, que casi se derrumbó, quedó destruido y sus reparaciones no quedaron como la primera vez, sufriendo constantes episodios.

Esto provocó que el lugar se halle en ruinas y al bordo del colapso estructural.

Desde siempre, las narraciones en su entorno resultan estremecedoras y son muchas las leyendas que dan cuenta de extraños sucesos. Por ejemplo, varias personas de quienes tuvieron la oportunidad de visitarlo, indicaron que además de oír desgarradores gritos y ruidos descomunales vieron fantasmas caminando. De grandes y chicos. No solo en los pasillos, sino en varias de las inmensas habitaciones, como así también en las escaleras y asomándose por todas y cada una de las ventanas.

Cabe indicar que aunque por afuera se vea dentro de todo “bien”, las ventanas están rotas casi en su totalidad, mientras que las paredes están llenas de hongos provocados por la humedad, además de grandes agujeros y otros sectores en donde la pintura está desprendida, y ciertas parte donde también está el ladrillo a la vista.

Además, los testigos recuerdan que todo en su interior está roto, sucio y lleno de polvo, como las sillas, los sillones, las mesas y otros muebles que apenas se distinguen entre lo podrido y los desechos, que se ven sumergidos en un fuerte olor, combinación de todo lo descripto hasta aquí. De todas formas, lo que no perdió el castillo es su encanto. Un viejo encanto que trae y atrae con sus relatos de espíritus y hechos del más allá.

SEGUNDA GUERRA MUNDIAL
EL PASO DE LOS NAZIS


Antes de lo paranormal, el infierno real. La historia describe en detalle las tareas que realizaba el ejército alemán de Adolf Hitler, y como arrasaban con quienes para ellos eran sus enemigos.

Así, estos oscuros sentimientos fueron los que inundaron el lugar durante el citado conflicto bélico, situación que comenzó a cargar de energía oscura al castillo. Enceguecidos por el poder, el oro y sus tristes ideales, el ejercito que arrasó con todo lo que se podía a su paso, puso su cuota de maldad en el mundo, y el edificio en cuestión fue parte de su penoso accionar.

Por último, tanto cuando funcionó como orfanato, como cuando albergó a atletas, el lugar marcó registros de extraños episodios, confusas muertes y decenas de factores que lo llevaron a ser desde entonces un lugar para temer

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos