Avistamientos de OVNIs, el proyecto Libro Azul, pero también las actitudes y actuaciones de los gobiernos estadounidenses, las dos guerras mundiales, las armas nucleares que han proliferado, el Código Aurora, entre otros muchos informes datos, es una nueva propuesta sobre toda la temática del fenómeno extraterrestre, que ya se puede ver por la plataforma Netflix,y que está arrasando con la audiencia en diferentes señales. Un producto muy recomendable, serio, con documentación probada, que al poco entendido lo pone en tema con claridad. Y para los seguidores porque vale la pena ver. Y para el habitual televidente, creas o no en naves de otros mundos, también.

En la primera temporada de la serie que abarca varios temas sobre avistamientos OVNIs plantea un panorama general sobre los datos que se vienen manejando en los grandes gobiernos, pero principalmente el de los Estados Unidos. La serie documental titulada "OVNIs: proyectos de altos secretos desclasíficados" refleja la vasta información que se dio a conocer a los ciudadanos por parte de diferentes gobiernos estadounidenses, a pesar que existan suficientes pruebas que llegan a reflejar la presencia extraterrestre en la Tierra desde hace varios años.

Proyectos secretos

La serie abarca varios proyectos creados y efectuados por el gobierno de Estados Unidos, poco de ellos revelados en los últimos años y otros que aún siguen sin conocerse en qué situación se encuentran, es decir si están finalizados o continúa el documento abierto y en estudio. Hace unos meses, el Pentágono publicó tres videos en los que se puede observar naves que parecen ser OVNIs (Objeto Volador No Identificado) y se escucha decir a los pilotos de los aviones militares que no pueden alcanzarlo, y al ser analizada su velocidad en los radares las fuerzas militares se dieron cuenta que no eran naves de ellos y tampoco se encontraban autorizadas para estar en ese momento en ese espacio aéreo.

En la serie este caso está contemplado y narrado de una forma muy específica, mostrando los videos que reveló el Pentágono, además de comentar que fue uno de los primeros pasos que comenzaron a dar respecto al Proyecto Azul, que en su momento habían dicho desde fuentes oficiales de la Casa Blanca que no poseían evidencias sobre presencia de vida extraterrestre en la Tierra. Para poder justificar los videos, no su contenido como hicieron en otras ocasiones como el caso Roswell, sino el motivo por el cual durante tantos años las evidencias fueron ocultas a la sociedad, el Pentágono señaló que difundió los videos, que se habían filtrado por internet en años anteriores, para asi eliminar cualquier tipo de "malentendido" sobre el origen de las grabaciones y la veracidad de lo que en ellas se ve. Entonces, la serie trata de reflejar, con la ayuda de ufólogos y personas que experimentaron en primera persona estas experiencias ocultas, cómo durante tantos años los gobiernos, pero enfocándose en los yanquis, ocultaron evidencias verídicas por temor al qué dirá la sociedad sobre la eficacia de sus fuerzas frente a un ataque externo. A lo largo de la serie se intercalan los casos que son conocidos por la sociedad, pero no aceptados por los gobiernos estadounidense, por lo que se intercalan testimonios de investigadores que participaron en casos o que los analizaron a lo largo de años, para poder hacer más verídico el argumento. Entre los participantes, se encuentra el británico Nick Pope, periodista británico independiente, comentarista de medios y ex funcionario, quien habla de la posibilidad de seguir liberando las evidencias fílmicas, los documentos relacionados y a los mismos testigos de estos hallazgos sobrenaturales. Los creadores incluyeron recreaciones de las historias narradas y documentadas, además de documentos verídicos, e información y pruebas que se verán por primera vez.

Roswell y más

El primer caso en el que se enfoca la serie que al parecer tendrá más de una temporada y es un verdadero éxito de audiencia es el caso Roswell. El año entrante se cumplirán 75 años del hecho que se refiere al choque de una nave de origen no terrestre (un globo según la versión oficial), cerca de la ciudad de Roswell, en Nuevo México. En este punto, la serie abarca gran parte del primer episodio para hablar del acontecimiento, pero a la vez de las estrategias que utilizó el gobierno para que los ciudadanos dejarán de hablar de lo sucedido y pensar que aquello que había estrellado contra la Tierra, no era ni más ni menos que un globo aerostático o algún elemento volador conocido. Al momento de apoyarse con imágenes al relatar lo sucedido en Roswell, se muestran las fotografías de un integrante de la fuerza aérea sosteniendo lo que parecer ser papel aluminio, para así desestimar que en aquel choque de la nave extraterrestres habían quedado elementos nunca antes vistos en la Tierra.

No es el único caso que abarca la serie-documental y que trata de demostrar que los datos brindados por los superiores son escasas y muchas veces modificadas para poder avanzar en investigaciones y experimentos al respectos sin contar con el peso de la sociedad y su conocimientos sobre una verdad, que según indicaron algunos investigadores, podría llegar a alertar a las personas y generar pánico. La mayoría de los casos que se abordan en la primera temporada son de sucesos ocurridos en Estados Unidos o México, todos estos documentados, pero algunos no revelados. En una de las sinopsis de los seis capítulos que tiene el lanzamiento de la serie, relata que los avistamientos de OVNIs se multiplicaron luego de la Segunda Guerra Mundial, y que el gobierno estadounidense buscó siempre controlar la fascinación que generan en el público, ávido de saber más de posibles civilizaciones extraterrestres.

Pero este no es el único foco de la serie, sino también hace hincapié en si realmente Estados Unidos creó una organización secreta llamada MJ-12 para así poder ocultar la verdad de los encuentros ovnis en la Tierra. Otra de las grandes incógnitas sobre la manera de tapar los acontecimientos, es si el gobierno utiliza estos incidentes para investigar en el campo de la ingeniería inversa y aprovechar así, la avanzada tecnología extraterrestre, que sigue investigando paralelamente.

Ingeniera inversa

Uno de los temas que abarca en un capítulo entero la serie es sobre el "Código Aurora" o también conocido como proyecto Aurora. El nombre hace referencia a los programas secretos que levan adelante os científicos en bases militares, y que son imposible de filtrarse.

Estos estudios pueden estar enfocados principalmente en las tecnologías implementadas por los extraterrestres que pueden estar avanzadas miles de años más que la nuestra. En la serie se comenta que estos programas no existen de forma oficial y son tan confidenciales que es imposible que se filtren, como si ocurrió con información sobre contenido fílmicos.

Ahora bien, ¿Por que ocultar este conocimiento? Según destacan varios investigadores, el hecho de ocultar esta información le da poder al país, ya que puede avanzar en tecnologías que otros no conocen y así posicionarse con una mayor fuerza antes los demás.

Con este punto de vista, varios opinan que en realidad el gobierno de los Estados Unidos no se encuentra interesado en descubrir la existencia de vida extraterrestre, sino hacerse de sus conocimientos científicos y adelantarse a lo que se conoce hasta el momento para avanzar en tecnologías más potentes y eficientes.

Esta tecnología podría estar involucrada a la ingeniería inversa y a diferentes investigaciones que se fueron realizando a lo largo de los años desde que sucedió el caso Roswell. Según el testimonio de un coronel de la fuerza de los Estados Unidos, que luego trabajó en la Casa Blanca, en uno de los cargamentos provenientes de Nuevo México había un cuerpo flotando en un líquido especial.

El cuerpo no tenía forma humana, este media aproximadamente 1,20 y tenía sus extremidades delgadas, no tenía bello en ninguna parte de su cuerpo y su cabeza era mucho más grande que la parte inferior de su rostro. El coronel Philip J. corso asegura haber visto aquel ser por unos cortos segundos y luego dijo que aquel cajón en el que se encontraba la criatura fue trasladada para ser analizada por científicos.

Corso aseguró que en la época que se encontraba trabajando en la Casa Blanca, recibió un archivo para ser trasladado que contenía entre otras cosas, reportes de una autopsia que presenció en Fuerte Riley, en 1947, y de fragmentos tecnológicos de una nave alienígena que se estrelló en Roswell, en la misma época.

Luego describió que intentaron analizar la tecnología trasladada para poder utilizarla en avances en el campo de la ciencia para la humanidad.

¿Será que realmente existen esos materiales y fueran claves para avanzar en la tecnología actual?