Femicidio y frustrado suicidio. Un hombre asesinó a balazos a su ex pareja en la localidad salteña de Joaquín V. González, y luego intentó suicidarse chocando el vehículo que conducía contra un camión, por lo que quedó internado en delicado estado.

Según informó el diario El Tribuno, Mariana Segovia, de 38 años, falleció minutos después de las 17 del sábado como consecuencia de los impactos de bala en el cuerpo cuando los médicos del hospital local le brindaban asistencia.

Poco después se supo que su esposo y atacante, Sergio Miño, de 40 años, protagonizó un choque con un camión, en la Ruta Nacional 16, aparentemente cuando huía. Fue trasladado al hospital con fuertes traumatismos y heridas, aunque su vida no corre peligro.

La pareja tenía tres hijos: un muchacho de 21 años, una joven de 20 y un menor de 6 años.

Según testigos, Miño habría esperado en su camioneta el paso de su esposa, quien estaría de regreso a su casa. Estaba a sólo metros de la esquina de las calles Rivadavia y Sarmiento, a dos cuadras de la plaza Martín Miguel de Güemes. Cuando la vio, desde el interior del vehículo abrió fuego contra ella. En ese momento varias personas caminaban por ese punto de la ciudad. "Los testigos dicen haber escuchado cuatro detonaciones", indicó una fuente vinculada con la investigación.

Dos disparos fueron mortales, ya que impactaron en el pecho. La mujer cayó boca abajo sobre la vereda, ante la perturbada mirada de varias personas, que no llegaban a comprender lo que sucedía. Miño salió a toda velocidad en su camioneta, huyendo de la escena y también del pueblo.

En la esquina de Sarmiento y Rivadavia alguien logró reaccionar y llamó pidiendo ayuda a la policía, que llegó en pocos minutos, al igual que una ambulancia, que trasladó a la mujer hasta el hospital. A pesar de las atenciones recibidas, Segovia falleció en la guardia de emergencias.

Un poco más tarde se supo que el esposo había salido por la Ruta Nacional 16 y que cuando circulaba entre Coronel Olleros y Ceibalito chocó de frente con un camión. La camioneta que conducía Miño quedó muy averiada. Una patrulla policial y una ambulancia llegaron al lugar y lo trasladaron hasta el hospital de Metán.