Por Fernando Vázquez 
fvazquez@cronica.com.ar 

Tres delincuentes, que fingieron ser efectivos policiales, coparon una vivienda y asaltaron a su morador -un indefenso hombre de 64 años-, a quien le provocaron quemaduras en el cuerpo al torturarlo salvajemente con una plancha, en un violento suceso que se registró en la localidad bonaerense de Villa Astolfi, en el partido de Pilar.

Los peligrosos marginales, que fingieron llevar a cabo un allanamiento en dicho inmueble, alcanzaron a darse rápidamente a la fuga y son buscados de manera intensa por las autoridades. Voceros del departamento judicial de San Isidro revelaron que la infortunada víctima, identificada como Alberto De Cocok, de 64 años, padeció heridas en la mano derecha y en los glúteos, al ser quemado con una plancha que había en el domicilio y que fue utilizada por la gavilla.

El hecho se produjo cuando los malvivientes simularon ser policías e ingresaron por la fuerza y provistos de armas de fuego a una finca, situada en Lago Argentino al 100, en una zona semidescampada que está ubicada en las proximidades de la avenida Dardo Rocha (la ruta provincial 25).

Según los trascendidos, los individuos fingieron que iban a concretar un allanamiento en la vivienda, pero de inmediato redujeron al damnificado y comenzaron a exigirle la entrega de sus pertenencias. De acuerdo a lo manifestado por los informantes, los hampones se apoderaron de una plancha que había en el lugar y con la misma empezaron a quemar al hombre, torturándolo sin piedad, con el objetivo de que les confesara en qué lugar del inmueble guardaba sus objetos de valor.

Finalmente los asaltantes revisaron la vivienda, oportunidad en la que sustrajeron algunos elementos, para después huir con rapidez del escenario del dramático suceso. Pesquisas policiales del destacamento de Villa Astolfi realizan diferentes procedimientos en el humilde vecindario para de esta forma establecer el paradero de los responsables de la tremenda agresión.

Los investigadores, a cargo de aclarar el episodio, consideran que los delincuentes habrían actuado al voleo y que serían responsables de otros asaltos consumados recientemente en el citado distrito, en la zona norte del conurbano provincial.

Antecedente

Esta modalidad de tortura ya fue ejercida por despreciables grupos delictivos en anteriores ocasiones, en el Gran Buenos Aires. Uno de los antecedentes ocurrió a finales de julio del año pasado, en una finca instalada en calle 359, entre 313 y 314, en jurisdicción de Ranelagh, en el partido de Berazategui, donde 3 malvivientes quemaron con una plancha a una mujer de 51 años y a su hijo, de 16, para despojarlos de dinero, tarjetas de crédito y también de un BMW.