El joven que mató este viernes a un prefecto, en un control por el aislamiento social en Puerto Deseado, provincia de Santa Cruz, estudiaba Educación Física en Comodoro Rivadavia. Pedro Espinoza asesinó al cabo de la Prefectura Naval, Ricardo Soto, de un disparo en una axila, cuando lo detuvieron en un control para vigilar el cumplimiento de la cuarentena. No tenía antecedentes policiales, pero ese día salió de su casa con un arma y 7 cartuchos.

Según informa el diario La Opinión Austral, el cabo primero de la Prefectura Naval Argentina Ricardo Soto estaba en un control de la cuarentena, cuando un joven se acercó, colocó un arma debajo de una axila y disparó. Pedro Espinoza tenía 21 años, estudiaba Educación Física en Comodoro Rivadavia y jugaba al fútbol y nunca tuvo ningún problema con la Justicia. Había regresado con su familia a Puerto Deseado para pasar los días de cuarentena.

El viernes 10 de abril decidió romper el aislamiento, tomó un arma calibre 11.25 y 7 cartuchos y salió a la calle. Caminó hasta un control policial que se apostó en la esquina de calle Oneto y Don Bosco y cuando le preguntaron qué hacía, sacó su arma, la apoyó, por la espalda, debajo de la axila izquierda del prefecto Soto, para esquivar el chaleco antibalas, y disparó.

Al salir corriendo, Pedro Espinoza disparó hacia todos lados para evitar ser capturado por los prefectos que acompañaban al cabo Soto. Cruzó una plaza, donde tomó de rehén a una persona y luego buscó refugio frente al gimnasio municipal Puchito Otey.

El personal de Prefectura pidió apoyo a la policía de la provincia de Santa Cruz y en un rastrillaje, cuando los oficiales motorizados lo tenían acorralado, el joven inició un nuevo tiroteo. Allí se produjo un largo intercambio de disparos hasta que Espinoza cayó al suelo con un disparo en el pecho. Minutos después se conoció que Ricardo Soto había muerto.

En Puerto Deseado la Justicia todavía investiga el motivo que llevó al joven estudiante de Educación Física a matar a una persona. Pedro era hijo de un policía y en las fuerzas de seguridad no salen de la consternación. El jefe de la seccional, comisario Carlos Orellana, dijo que es todo materia de investigación, aunque consideró que se habría visto "afectado por el control" de seguridad para preservar la cuarentena.

Familiares, amigos y allegados del cabo primero Ricardo Soto realizaron el velatorio en el Centro Cristiano Jesús te Ama, ubicado en San Martín y Moreno, de Puerto Deseado.

La Justicia entregó a la familia el cuerpo del prefecto, luego de finalizada la autopsia, alrededor de las 14.30 del sábado.Según informaron desde la iglesia, no podían estar más de 15 personas en el recinto, que ingresarán en de a uno y no podrán permanecer más de 2 minutos, para dar lugar a las demás personas, hermanos, amigos, compañeros de trabajo y autoridades.

Ver más productos

Diego Armando Maradona y el último mundial

Diego Armando Maradona y el último mundial

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Un Atlas para fanáticos del fútbol

Un Atlas para fanáticos del fútbol

Ver más productos