La Justicia de Chubut le dio una probation de 30 horas de tareas comunitarias a un hombre que violó durante tres años de dos niñas que eran nietas de su pareja.

El juez Sergio Peña había enviado al hombre a juicio, pero insólitamente la Cámara Penal admitió un pedido de la defensa, luego que imputaran al acusado por el delito de abuso simple de las menores.

Según consta en la causa, una de las niñas fue sometida a abusos entre 2012, cuando tenía 11 años, y 2015. Se conocieron detalles del aberrante comportamiento "el imputado se desnudaba, las tocaba y se acostaba al lado de ella en la habitación contigua a su abuela, introduciéndole los dedos en partes íntimas y ejecutando juegos sexuales". 

El abuso de la hermana menor comenzó en diciembre de 2013, cuando tenía 10 años.

Uno de los argumentos de los camaristas fue que "no se puede sostener que en los casos de abusos sexuales simples, la ley establece una prohibición expresa de otorgar la probation, cuando es la misma ley que lo permite en forma muy clara y no surge prohibición alguna de la citada Convención Interamericana" 

La fiscalía ya solicitó la nulidad de esta medida y pidió que este hombre vaya a juicio y sea condenado.