Pasó un cuarto de siglo de uno de los asesinatos más horrendos y mediáticos que se tenga recuerdo, y si bien se conoce que el fotógrafo José Luis Cabezas está enterrado en el Cementerio de Avellaneda y que Alfredo Yabrán se suicidó de un disparo el 20 de mayo de 1998 en una estancia entrerriana, poco se sabe del círculo que rodeó a ambos, de aquellos acusados del hecho y de la familia del empresario.

Tras la muerte de Cabezas el 25 de enero de 1997 a la altura del paraje Los Manantiales (a 15 kilómetros de la localidad bonaerense de Pinamar), varios sospechosos pasaron por la justicia para declarar por lo ocurrido en lo que fue el juicio que movilizó al país en busca de justicia. Algunos de los que se sentaron en el banquillo quedaron libres pero otros terminaron en una cárcel pagando diversos años de pena.

Lo primero que hay que decir es que en la actualidad no existe ningún detenido por la causa, y en cuanto a cada uno de los condenados por el hecho tras el juicio oral y público que finalizó en enero del 2000, la situación actual de cada uno de ellos es la siguiente:

El ex policía de Pinamar, Gustavo Prellezo, fue condenado a prisión perpetua como "autor material del hecho" además de contactar a los cuatros integrantes de la banda de "Los Horneros" de La Plata (Horacio Braga, José Auge, Héctor Retana y Sergio González), pero en septiembre de 2013 fue beneficiado por prisión domiciliaria por cuestiones sanitarias, se recibió de abogado y en 2016 obtuvo la libertad condicional, aunque hace poco tiempo el Tribunal de Disciplina del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal le excluyó de su matrícula de letrado.

Gustavo Prellezo está libre y se recibió de abogado (Archivo).

Otro policía de Pinamar, Aníbal Luna, fue condenado a cadena perpetua pero fue liberado en septiembre de 2017 y vive en la ciudad de General Madariaga. En tanto, el tercer efectivo condenado fue Sergio Camaratta, que fue liberado en 2006, regresó a la cárcel en 2012 tras una revocación de una pena y murió en 2015.

José Luis Cabezas: ¿Qué pasó con "Los Horneros"?

En cuanto a los integrantes de "Los Horneros", Horacio Braga recibió 18 años de prisión pero el famoso "2x1" hizo que su pena se redujera, pague una fianza y salga un 25 de enero de 2007, cuando se cumplió otro aniversario de la muerte del fotógrafo. Además, se recibió de abogado y vive en la localidad de Los Hornos.

En cuanto a José Auge, recibió la cadena perpetua, se encuentra en libertad condicional (también tuvo el "2x1") y trabaja de changarín en la localidad de Los Hornos. Héctor Retana fue condenado a prisión perpetua y murió en la prisión en 2001. Y Sergio González también recibió la cadena perpetua pero tras el "2x1" obtuvo la libertad condicional en 2005 por reducción de pena.

En tanto, otro funcionario policial de Pinamar, Alberto Gómez recibió la prisión perpetua, en 2010 pasó a prisión domiciliaria y en el 2011, a libertad asistida. En 2013 la pena se dió por cumplida y vive en Valeria del Mar.

Gregorio Ríos, jefe de custodia de Alfredo Yabrán, también fue sentenciado a cadena perpetua, aunque en 2006 obtuvo la prisión domiciliaria y siete años más tarde, se le dió por cumplida la pena.

Alberto Yabrán: ¿Qué pasó con su familia?

Ahora bien, la otra incertidumbre tiene que ver con la actualidad que tiene la familia del empresario Alfredo Yabrán (presunto autor intelectual del crimen), quien tras heredar una enorme fortuna se radicaron en Uruguay (aproximadamente en 2003) donde tienen sus negocios y viven lejos del resto de otros familiares cercanos.

Estos protagonistas son la viuda de Alfredo Yabrán, María Cristina Pérez, y sus hijos, Melina, Mariano y Pablo, quienes tienen sus actividades. Medios uruguayos indicaron que Pérez tiene una vivienda modesta en la zona uruguaya de Carrasco, usa su apellido de soltera y suele salir en ciertas ocasiones.

María Cristina Pérez vive en Uruguay (Noticias).

Pablo hoy tiene aproximadamente 45 años, es ingeniero electrónico aunque también pilotea aviones pero su gran pasión es la música, por lo que se desempeña como DJ en fiestas electrónicas y está casado y con hijos con quienes vive en una lujosa mansión de la zona.

Melina es la única que vive en nuestro país desde hace no mucho, ya que habitó junto a quien fue su marido y sus hijos cuando estuvo en Uruguay en un barrio semicerrado de Carrasco, sin embargo, hoy se encuentra instalada en una vivienda de la zona de Nordelta.

Finalmente, Mariano suele ser el que está en el día a día de la empresa familiar y su oficina está ubicada en la ciudad de Montevideo, con inversiones en nuestro país y Estados Unidos. Habita en la capital uruguaya y se maneja con custodia y chofer por donde vaya.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy