Roberto Patricelli, el empresario que conducía a alta velocidad y con alcohol en sangre cuando el domingo pasado produjo un siniestro vial en Palermo en el que murió un joven de 23 años y una adolescente de 15; quedó preso y fue embargado por 300 millones de pesos

La medida fue resuelta por la Justicia porteña este jueves luego que se llevara adelante una audiencia donde se trató la prisión preventiva del imputado que está acusado de homicidio simple por dolo eventual, en concurso ideal con lesiones graves y en concurso ideal con lesiones leves. 

El empresario se encuentra detenido desde el domingo pasado en la Comisaría Vecinal 14C de la Policía de la Ciudad, sin embargo, se presume que cuando haya cupo, sería trasladado al Servicio Penitenciario Federal.

¿Qué pasó en la audiencia?

Este jueves el detenido fue trasladado a los tribunales porteños, ubicado en Suipacha 150, donde asistió en compañía de su abogado defensor, Diego Olmedo; Allí Patricelli pasó más de cuatro horas en el edificio. En su declaración, el detenido sostuvo que "no recordaba nada" del siniestro vial.

La audiencia comenzó a las 10.30, luego se pasó a un cuarto intermedio para que se resolviera si seguía preso o se iba en libertad y, finalmente, pasadas las 14.30, se retomó y el empresario escuchó la decisión de la Justicia, que resolvió que el conductor quede detenido con prisión preventiva, y el embargo por 300 millones de pesos. Luego, la Policía se lo llevó esposado del juzgado.

Roberto Patricelli, el empresario detenido.

Por su parte, el abogado del empresario, indicó a Télam que "los argumentos del juez son equivocados" porque "sigue existiendo la variable del homicidio culposo agravado por la conducción negligente" y adelantó que apelará la sentencia.

Además, se decidió que la causa pase de oficio al fuero nacional, de manera que recaerá en el juez Ricardo Baldomar, quien actualmente subroga el Juzgado N°16.

¿Cuáles son las pruebas que complican al empresario?

La principal prueba que complica a Patricelli es la pericia del Cuerpo de Investigaciones Judiciales que determinó que había acelerado su camioneta BMW M3 a más de 150 kilómetros por hora. El test de alcoholemia realizado tras el choque reveló 0,51 gramos de alcohol por litro de sangre, apenas un decimal sobre el permitido legal. 

No obstante, el miércoles se le hicieron exámenes físicos en el hospital Rivadavia, donde constataron que Patricelli tenía golpes superficiales. No le hicieron estudios psicológicos ni psiquiátricos.

“Por efecto del golpe tiene un problema inmediato de memoria, que es normal. Hoy no puede recrear la mecánica del accidente… Ha ocurrido un lapso que todavía no puede descifrar, los médicos lo dirán y ahora está yendo al médico por eso. Está muy compungido con lo que sucedió. Él no se subió a una auto con la esperanza de que ocurra lo que ocurrió, para nada“, había sostenido el defensor del detenido.

¿Cómo están los heridos que fueron hospitalizados tras el choque?

El día que ocurrió el accidente fatal, el empresario aduanero conducía el vehículo en el que también viajaba su hija de 13 años y su hijastra de 21, quienes se encuentran en estado de shock. Ambas salieron del BMW por sus propios medios, sin heridas. Sin embargo, hasta el momento no fueron citadas por la Justicia.

Según fuentes del Ministerio de Salud, de los dos heridos que quedaban internados en hospitales porteños, uno recibió el alta. Se trata del joven de 25 años con traumatismo de cráneo leve, que incluye una fractura. No obstante, otro hombre de 39 años se encuentra en estado crítico, está internado en terapia intensiva con traumatismo de cráneo grave.

En el choque, por el impacto perdieron la vida Juan Márquez, un joven de 23 años, y su sobrina Jenismar, de 15, que sufrió muerte cerebral y falleció poco después en el hospital Fernández. Ambos sufrieron fuertes traumatismos de cráneo

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy