El sábado, la pequeña fue internada en la localidad de Anisacate, en el departamento Santa María, y luego derivada a Alta Gracia, a donde llegó con hundimiento de cráneo, varias fracturas y hemorragias internas y externas. Ante la gravedad de las lesiones, la beba fue finalmente trasladada a Córdoba capital.

El fiscal de la localidad cordobesa de Alta Gracia, Alejandro Peralta Otonello, precisó en la mañana de este lunes a los medios locales que la beba murió el último domingo a la noche en el Hospital de Niños, y que de acuerdo a los informes médicos preliminares "presentaba múltiples lesiones de distinta data", por lo que se sospecha que fue víctima de "maltrato infantil".

Asimismo, el funcionario judicial adelantó que por testimonios aportados por vecinos eran habituales las situaciones de violencia familiar en la precaria vivienda donde la niña residía junto a sus padres, Miguel (25) y Brenda (19).

La beba de seis meses que el pasado sábado fue internada con serias lesiones en el cuerpo murió este domingo en un hospital de la ciudad de Córdoba, en tanto sus padres continúan detenidos y ahora imputados por el delito de “homicidio calificado por el vínculo”.