La Policía Federal detuvo este jueves a Marcelo "El Teto" Médina durante una serie de allanamientos en el marco de una investigación por delitos de asociación ilícita y reducción a la servidumbre.

La investigación, a cargo del fiscal Daniel Ichazo, comenzó con multiples denuncias de ex pacientes que aseguraban que las personas internadas en el lugar eran esclavizadas, obligadas a trabajar o mendigar, mientras vivían en condiciones infrahumanas.

La Justicia sospecha que Medina no sería uno de los cabecillas de la organización La Razón de Vivir, desbaratada durante el operativo de esta mañana. Sin embargo, habría ocupado un rol clave dentro de la misma, donde empleó su fama y perfil mediático para captar víctimas para el grupo que operaba en la zona de Berazategui y Florencio Varela.

 

El Ministerio Público recibió denuncias que detallan que dentro de la comunidad, organizada en diversas quintas, los adictos eran esclavizados, puestos a trabajar en construcción, panadería o fabricación de muebles, o directamente enviados a mendigar mientras vivían en condiciones infrahumanas, en ranchos y casillas.

Los investigadores sospechan que La Razón de Vivir usaba como fachada ser la comunidad terapéutica para captar víctimas, que en realidad operaba como una secta.

Hay otros 16 imputados, entre ellos policías que operaban fuera de los funciones como personal de seguridad para capturar adictos que se fugaban del lugar. También se investigan a supuestas falsas psicólogas que operaban para la organización sin título habilitante alguno. 

 

Hubo más de 20 allanamientos en Capital Federal, el Conurbano bonaerense y la provincia de Córdoba, principalmente realizados por la División Delitos Complejos de la Policía Bonaerense.

Ver comentarios