Por Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar

En la localidad bonaerense de Campana, los efectivos policiales detuvieron a un individuo, que había sido condenado a prisión por haber violado, en reiteradas oportunidades, a su hijastra, de 10 años, pero que permanecía en libertad porque no se hallaba firme la sentencia.

Voceros de la Justicia revelaron a cronica.com.ar que el sujeto fue apresado al ser localizado por los pesquisas en una finca, situada en Rives al 1700, casi en el cruce con Gil Castro, en el denominado barrio La Josefa, en el citado distrito, en el norte del Gran Buenos Aires.

De acuerdo a lo agregado por los informantes, el hombre fue capturado por los integrantes de la Dirección Departamental de Investigaciones (D.D.I.) de Zárate – Campana, luego de que funcionarios judiciales confirmaran la condena en su contra por haber ultrajado a la inocente pequeña.

Trascendió que los investigadores desplegaron una vigilancia encubierta en las inmediaciones de la casa en la que se hallaba escondido el marginal, hasta que finalmente consiguieron detenerlo.

 

La tremenda situación se descubrió el 19 de diciembre de 2018, cuando la madre de la infortunada víctima y, a su vez, pareja del individuo, radicó una denuncia ante las autoridades, en la que señaló que su hija, de 10 años, había padecido reiterados abusos sexuales, consumados por su concubino.

Con los diversos datos obtenidos en dicho expediente, el acusado fue condenado en un juicio oral celebrado en el Tribunal Oral en lo Criminal (T.O.C.) N° 1 de Zárate - Campana, aunque se encontraba libre porque no se hallaba firme la sentencia que, en su momento, había sido dictada en su contra.

 

Actualmente el violador está alojado en la Alcaidía de Campana.

Ver comentarios